Rafa Nadal
Rafa Nadal celebra el triunfo en Australia. (REUTERS) REUTERS

El español Rafa Nadal demostró por qué es el mejor tenista del mundo, una vez más, al adjudicarse el primer Grand Slam del año (sexto que consigue), el Open de Australia, al suizo Roger Federer en cinco sets (7-5, 3-6, 7-6, 3-6 y 6-2).

El duelo, intensísimo, se decantó del lado del mallorquín tras cuatro horas y veintitrés minutos de juego en las que se vieron un tenis del altísimo nivel y en las que los tenistas se repartieron el dominio sobre la pista.

Rafa Nadal impuso sus cualidades en la primera manga del partido, después de romperle el primer saque al helvético. Pese a la reacción de Federer, que llegó a aventajar 2-4 en juegos en esos primeros compases del partido, fue el español el que se adjudicó el set por 7-5.

Rafa Nadal ha ganado 13 de los 19 enfrentamientos con Roger Federer

Las sensaciones vividas en los primeros minutos del partido hacían presagiar que Nadal podría alzarse sin complicaciones con su triunfo número trece, de un total de diecinueve enfrentamientos entre ambos, pero la reacción del número dos del mundo no tardó en llegar. Así, Federer se serviría de su saque y su derecha para deshacer la ventaja inicial e imponerse en la segunda manga por 3-6.

El tercer set fue sin duda el mejor del partido. La calidad técnica de ambos tenistas se desparramó a lo largo y ancho de la pista y habría que llegar al tie break para saber quién pondría la ventaja en el marcador. Y fue la casta del propio Nadal la que saldría a relucir con golpes de ensueño, que le otorgaron el desempate por 7-3.

Aunque parecía que el trabajo de Nadal estaba encauzado, Federer se revolvió una vez más, gracias al descanso acumulado en los últimos tres días, y fijó las tablas en el marcador merced al 3-6 conseguido.

Pero no hay tenista como Rafa Nadal. A pesar de llevar unas nueve horas de tenis en sus piernas en los últimos dos días, de sus 22 años y de saber que Roger Federer podía igualar a Pete Sampras con catorce Grand Slam, sacó sus mejores golpes, concedió menos puntos que el suizo (100 errores no forzados de Nadal frente a 112 de Federer) y sostuvo su saque para convertirse en el primer español en ganar el Open de Australia.