Nadal consideraría "una buena temporada" terminar el próximo año entre los ocho primeros

  • Cree que alcanzar el número uno "es muy complicado".
  • Federer ha sido declarado el mejor tenista de 2006 por tercer año consecutivo por la Federaciín Internacional de Tenis.
  • Nadal mostró este lunes su cara más amable en un encuentro con un grupo de niños discapacitados.
Nadal firma autógrafos para los niños ( Montserrat T. Díez/EFE).
Nadal firma autógrafos para los niños ( Montserrat T. Díez/EFE).
Agencias
El tenista mallorquín Rafael Nadal destacó este lunes que llegar a ser el número uno del mundo de este deporte está
"muy complicado" pues "hay
muchos jugadores que quieren serlo" y que consideraría una
"buena temporada" acabar el próximo año situado entre los
ocho mejores para disputar la Copa Masters de Shangai.

Si Federer sigue en la línea de siempre, el español lo va a tener difícil. De hecho, Federer ha sido declarado mejor jugador del año 2006 por la Federación Internacional de Tenis (ITF).

En mujeres la mejor ha sido Justine Henin.

Federer es el cuarto jugador de toda la historia que recibe este galardón por tercer año consecutivo tras el sueco Bjorn Borg, el checo Ivan Lendl y el estadounidense Pete Sampras.

El suizo alcanzó las finales en los cuatro Grand Slams del año, de las que ganó en Australia, Wimbledon y el Abierto USA, y acumuló un total de 92 victorias y cinco derrotas, todo un récord que se une a los más de ocho millones de ganancias.

"Es un honor recibir este nombramiento por tercer año consecutivo. Ha sido un gran año para mí, porque he acabado de nuevo como número uno y he ganado doce títulos, incluidos tres Grand Slams, y he llegado por primera vez a la final de Roland Garros", comentó Federer.

Henin-Hardenne es elegida por segundo año (la primera vez fue en 2003) tras haber superado a la francesa Amelie Mauresmo en la clasificación mundial después de una campaña que tuvo que interrumpir por las lesiones.

Nadal, con los niños

Nadal participó en un acto del programa "Aprenem junts", que está centrado en la integración social de niños con discapacidad.

Ante cerca de 600 niños, Nadal confesó que "no siempre" tiene confianza en sí mismo, sino que "como todo el mundo" tiene "dudas" sobre su valía.

Nadal contó a los escolares que entrena entre 5 y 6 horas diarias y que cuando termine su carrera como tenista profesional confía en seguir vinculado al deporte.

Relató que el pescado y el marisco son sus platos preferidos y comentó que sus aficiones son ir al cine, jugar al golf, pescar y estar con la familia, como las de "cualquiera", lo que arrancó numerosos aplausos.

El tenista indicó que empezó a practicar el tenis a los 3 ó 4 años, explicó que tiene novia "desde hace un añito" y que no sabe exactamente cuántos trofeos ha acumulado durante su carrera, aunque cada vez es "más difícil" lograrlos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento