Rafa Nadal.
Las zapatillas que ha lucido Rafa Nadal en Montecarlo como homenaje a Kobe Bryant. Twitter: @RafaelNadal

Rafa Nadal superó su estreno en el torneo de Montecarlo, tercer Masters 1.000 de la temporada y primero en tierra batida, tras deshacerse este miércoles sin excesiva brillantez del británico Aljaz Bedene en dos mangas por un doble 6-3.

El manacorí, ocho veces ganador en el Principado, donde dominó de 2005 a 2012, fue de menos a más, pero le bastó su mayor solidez para debutar con éxito, aunque su tenis deberá mejorar ostensiblemente cuando aparezcan retos de más entidad, como por ejemplo el siguiente que le espera, el austriaco Dominic Thiem, que este año le batió en arcilla roja, en las semifinales de Buenos Aires.

El quinto cabeza de serie estuvo más errático de lo que en él es habitual en esta superficie, su predilecta por la cantidad de éxitos que le ha dado, y terminó el encuentro con 16 golpes ganadores y 20 errores no forzados. Su drive, su mejor arma, hizo mucho daño cuando funcionó (13 winners), pero también le costó cerrar los dos sets cuando manejaba unas ventajas amplias.

Nadal lució en el partido unas zapatillas negras con motivos dorados y la inscripción "4.13.16". Es una referencia a la fecha de este miércoles, por tratarse del último día en el que el estadounidense Kobe Bryant se enfundará, como jugador profesional de baloncesto, la camiseta de Los Ángeles Lakers. Nadal quiso dedicar su victoria en Montecarlo a la estrella angelina.

"Kobe es un luchador y quiere asumir los riesgos en los momentos importantes, es un deportista que asumió muy bien la presión en los momentos decisivos y eso solo lo puedo hacer muy poca gente. Ha sido una gran inspiración para mí y para todos", ha comentado Nadal en un vídeo de homenaje al jugador de la NBA.

Djokovic cae ante el número 55 del mundo

El checo Jiri Vesely, número 55 del mundo, ha protagonizado la gran sorpresa de la jornada en Montecarlo y ha eliminado este miércoles al serbio Novak Djokovic, quien ha encajado, con el definitivo 6-4, 2-6 y 6-4, su segundo revés esta temporada.

Al indiscutible dominador del circuito de la ATP y defensor del título se le ha atragantado su estreno en el Principado de Mónaco. En tierra batida ha exhibido debilidades el jugador de Belgrado, número 1 del mundo, que ha sido derrotado tras un exigente duelo de 125 minutos.