Rada Nadal en Barcelona
El número 2 del mundo avanza con paso firme en el Trofeo Conde de Godó. EFE

Rafa Nadal continúa con paso firme su andadura en el Trofeo Conde de Godó, al superar al alemán Struff por un doble 7-5 y avanzar a semifinales. El balear espera al partido entre Thiem y Pella para conocer a su rival por un sitio en la final.

El número 2 del mundo se quedó a las puertas de la final en Montecarlo sigue cogiendo confianza en la tierra tras un inicio de temporada complicado por diversos problemas físicos.

Struff le propuso un partido incómodo, marcado por llevar un ritmo lento que hizo dudar al mallorquín. No obstante, Nadal se sobrepuso a la exigencia de su rival y encarriló el pase a semifinales sin tener que recurrir a un tercer set.

El español mostró su satisfacción tras el partido por superar “un partido tenso” ante “un jugador que venía de ganar a grandes tenistas, era un rival de dificultad”.

Fue tal la tensión que acumuló Nadal durante el encuentro que tras el partido se fue a pegar unas bolas durante minutos más. El propio tenista lo reconoció en la entrevista postpartido a Alex Corretja, que fue el primero en percatarse.

“¿Te he visto hacer una señal de que quieres jugar más?, preguntó Corretja a un Nadal que lo admitió: “Sólo quiero pegarle a la bola durante cinco minutos para soltar”.