Nadal
Nadal, en el Godó. EFE

El número uno del mundo, el español Rafael Nadal, debutó en el Barcelona Open BancSabadell-Trofeo Conde de Godó, con una trabajada victoria (6-4 y 6-4) ante su compatriota Roberto Carballés, que aguantó una hora y 52 minutos en pista antes de perder el partido.

Nadal, que esta semana persigue en Barcelona su undécimo título del Godó, superó la primera piedra en el camino para revalidar el título, en un duelo en el que tiró de oficio ante el número 77 del ránking mundial.

"Estoy contento porque he ganado. He jugado peor de lo que venía jugando. No hace falta mirar detenidamente el partido para saber que no he jugado como lo había hecho anteriormente", reconoció el balear, que venía de exhibirse en Montecarlo.

No es para menos. El balear también puede estar contento porque rompió un récord de hace 45 años: 38 sets seguidos en tierra, superando en dos el récord que ostentaba el rumano Ilie Nastase desde 1973. Este jueves, ante García López, el balear puede seguir engrosando esa cifra.