Nadal
Rafael Nadal en el torneo romano. (Efe) EFE/Roberto Tedeschi

El español Rafael Nadal, número dos del mundo e invicto sobre la tierra batida desde hace dos años (74 victorias), despejó cualquier duda que pudiera existir sobre su estado físico y barrió al ruso Mikhail Youzhny (n.15), por un doble 6-2, en 1 hora y 25 minutos, plantándose en los cuartos de final del Masters Series de Roma.

El manacorí queda a tan solo una victoria del récord total sobre cualquier superficie que está en 75 en poder del estadounidense John McEnroe (septiembre 1983-abril 1985), que lo logró sobre el sintético.

Nadal saltó concentrado, centrado, muy metido en el partido, y dispuesto a no dar opción a un Youzhny



En los primeros instantes del partido dejó claro que está recuperado de sus mareos, saltó concentrado, centrado, muy metido en el partido, y dispuesto a no dar opción a un Youzhny que le ha sido muy difícil en el pasado (tres victorias por parte) y que este año le había ganado en Dubai.

El español realizó un encuentro excelente, poniendo los mejores golpes hasta ahora vistos en el torneo, y contó con un saque más efectivo que en anteriores ocasiones. Y eso que enfrente estuvo un Youzhny que no dio una bola por perdida y que evidenció su calidad.

Pero ya muy pronto, en cada set, Nadal se fue a un claro 3-0 (en ambos quebró el saque del rival en el segundo juego) y después confirmó su ventaja mostrándose firme con su servicio, no cometiendo apenas errores, ajustando sus largos y angulados golpes a las líneas y alternándolos con eficaces dejadas.

Así, el primer set lo concluyó sobre el saque de Youzhny, por 6-2; y en el segundo hizo lo mismo.

Cerraba Nadal un partido donde solo cometió 9 (2 en el segundo set) errores no forzados y realizó 23 puntos ganadores; y no cedió su servicio.

Nadal, en cuartos de final, se medirá aNovak Djokovic (SRB, 5). Con Roger Federer (SUI, 1) eliminado, es desde luego más favorito que nunca a ser el primer jugador en ganar por tres veces consecutivas el torneo de Roma.

Nadal: "Hoy ha ido todo perfecto"

"Hoy ha sido todo perfecto, un partido bonito, estoy muy contento pues jugué un partido casi perfecto, jugué a un gran nivel, y me voy feliz. Fabriqué muchas ocasiones para romper el saque del rival", dijo Nadal.

Nadal confirmó que acudió a un hospital romano: "Fui para que me hicieran un chequeo y no me encontraron nada; he venido, me he entrenado y, luego, jugué sin problemas".

"El médico me ha dicho que no tenía nada importante, sólo una pequeña inflamación. Estoy tomando antiinflamatorios", dijo Nadal, que no especificó donde tiene la inflamación, pero se trata en el recto abdominal.