Nadal
Nadal, con los brazos en alto (Agencias).

El número uno del mundo, Rafael Nadal, proporcionó el primer punto a España en el enfrentamiento contra Estados Unidos, de la semifinal de la Copa Davis, tras superar al norteamericano Sam Querrey por 6-7 (5), 6-4, 6-3 y 6-4.

El tenista balear tardó tres horas y 17 minutos en batir a Querrey, que debutó oficialmente como integrante del equipo de su país de la Copa Davis en el duelo que ambos países disputan en la Plaza de Toros de Las Ventas.

Nadal sufrió hasta encarrilar el duelo. Tras un primer set resuelto en el desempate después de que ambas raquetas conservaran su servicio, el español perdió el saque por primera vez, lo que supuso una ventaja para Querrey de 2-0 en el segundo. Sin embargo, el mallorquín entró definitivamente en el partido, remontó este marcador y encarriló el duelo hasta llegar al triunfo.

Con la victoria de Rafael Nadal, España aventaja a Estados Unidos por 1-0. A continuación, David Ferrer, número dos hispano, se medirá a Andy Roddick.

Sam Querrey es un gran jugador que tiene experiencia y ya jugó contra mí

Rafael Nadal no se mostró sorprendido por la resistencia de su adversario a pesar de debutar en esta competición y subrayó que la altitud había contribuido a aumentar la resistencia del norteamericano.

"Sam Querrey es un gran jugador que tiene experiencia y ya jugó contra mí. La altitud le ha ayudado. Su servicio era más difícil de controlar igual que los golpes largos. No he podido hacerlo como siempre. Estaba muy alejado de la pista hasta el tercer set. Sam jugó bien y pareció jugar sin presión", dijo Nadal, que celebró la consecución del primer set de su compañero David Ferrer ante Andy Roddick cuando se lo comentaron en la sala de prensa.

"He comenzado muy atrás"

"El partido ha estado difícil. Se ha visto. El comienzo yo lo he jugado muy atrás. Sinceramente no vamos a hablar otra vez del tema de la altura pero si se ve donde restaba yo y donde le pegaba a lo mejor la gente se da cuenta de lo que es y lo complicado que es. Aún así estoy feliz por la victoria porque llego a la eliminatoria justo de fuerzas. Tengo que agradecer al público su apoyo. Hace que nos sintamos mucho mejor. Es importante empezar la eliminatoria ganando 1-0", explicó el tenista español.

Para Nadal, que no se sintió torero, sino "tenista y sufriendo", el punto de inflexión del partido estuvo en la rotura del saque de Querrey que hizo en el segundo set y que le permitió equilibrar una manga en la que su rival tomó ventaja.

"El partido iba a ser largo porque yo poco a poco me encontraba mejor. Lo lógico era que cayeran los puntos de 'break'. Para mí el cambio radical fue cuando devolví el 'break' en el segundo set", subrayó el español.

"El peor momento fue en el primer set cuando vi que no había opción de romperle el saque", dijo Nadal, que elogió las condiciones de la pista creada en la plaza de toros de Las Ventas.