Rafael Nadal no podrá festejar su cuarto Roland Garros con la tradicional recepción en la Embajada de España en París, al haber sido suspendida por el conflicto de los tenistas con el presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET), Pedro Muñoz.

El entorno de Nadal advirtió a la legación diplomática que no acudiría a la recepción si en ella estaba invitado Muñoz, con quien el cuádruple campeón de Roland Garros y otros miembros del equipo de Copa Davis mantienen un contencioso.

Mercedes Cabrera confirmó que la anulación de la ceremonia

La ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, confirmó que la anulación de la ceremonia de la Embajada se debe al conflicto "que todo el mundo conoce", en una clara referencia al enfrentamiento entre los tenistas y Muñoz.

"Las cosas hay que celebrarlas bien celebradas y cuando hay algún problema hay que esperar. Me refiero a problemas que conocemos todos y que espero que se resuelva", afirmó.

La ministra mostró su deseo de que este contencioso, trasladado a la opinión pública después de que los miembros del equipo español de Copa Davis publicaran una carta en la que mostraban su rechazo a la política de Muñoz y le calificaran de mentiroso.

Para Cabrera es "urgente" que se solucione el problema, "sobre todo con esta sucesión de éxitos del tenis español" que exige "que todo el mundo reme para el mismo lado".