Nadal
Nadal, en pleno partido. EFE

Rafa Nadal explicó su petición de que se hagan públicos los pasaportes biológicos de los jugadores, algo que a su juicio "no es que sea prudente, es que es necesario".

En su opinión, "ya está bien de especular" con el dopaje, ya que "el deporte no solo tiene que ser limpio, también tiene que parecerlo".

El balear dijo, tras ganar su primer partido en Madrid ante el ruso Andrey Kuznetsov, que "evidentemente" prefiere enfrentarse a otro en la final que no sea el serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, porque lo que quiere es "ganar el máximo de partidos posibles y torneos".

"A mí me gustaría ganar el máximo de partidos posibles", dijo Nadal, "no soy de esas personas que cuentan mentiras, soy honesto con lo que digo. Si Djokovc llega a la final y yo estoy, gran noticia", comentó. "Pero si te enfrentas al mejor del mundo tus opciones de ganar la final son menos. Si me toca jugar contra él, encantado", admitió.