"No estoy listo para jugar. Luché mucho sabiendo que era mi último partido de la temporada", explicó ante los periodistas el número uno del mundo, que también se retiró durante el Masters 1.000 de París hace dos semanas.

"Mi compromiso era intentarlo. Me he perdido este evento muchas veces en mi carrera", explicó el de Manacor, que vuelve a sufrir una lesión de rodilla, una constante en su carrera.