Rafa Nadal
Rafa Nadal entrena el día de Nochevieja de cara a su debut en el abierto de Madrás, que se producirá el 1 de enero de 2007 (M. Lakshman / AP Photo). AP Photo
El Abierto de Australia, el primer Grand Slam del año, es el gran objetivo inicial del español Rafael Nadal, que
irrumpe en la competición del 2007 el lunes 1 de enero, en el cuadro de dobles del abierto de Madrás.

El torneo chino será para Nadal la apertura de una larga temporada en la que espera mantener el buen nivel ofrecido en los precedentes, donde sólo el suizo Roger Federer privó al balear de dominar el tenis mundial.

En compañía de su paisano Bartolomé Salva-Vidal, un desconocido del circuito profesional que figura más allá del puesto 362 del ránking, Nadal tomará contacto con la superficie de cemento del torneo hindú, que reparte 416.000 dólares (315.000 euros) en premios.

El número dos del mundo y su compañero mallorquín se medirán en primera ronda al dueto compuesto por el eslovaco Michal Mertinak y el checo Petr Pala.

La puesta en escena de Nadal, primer cabeza de serie del cuadro individual está prevista para el martes, 2 de enero, contra el alemán Rainer Schuettler, perdido actualmente en el puesto 97 de la clasificación mundial, pero que llegó a ser finalista del Abierto de Australia en la edición del 2003 cuando perdió con el estadounidense Andre Agassi.

Sin vacaciones

"Espero prolongar mi buen momento de forma en este año nuevo. Pero nadie sabe como van a transcurrir las cosas. Cada vez hay más competencia y aparecen nuevo y jóvenes jugadores en el circuito", dijo Nadal, que ganó cinco torneos en el 2006, entre ellos el Roland Garros , y que totaliza diecisiete a sus veinte años.

Federer es muy difícil de batir. Incluso jugando a mi mejor nivel. Pero no es imposible.

"Estaría muy bien mantener el segundo puesto del mundo. Aunque de cara al 2007 mi primer objetivo es quedar entre los ocho primeros y lograr clasificarme para al Copa Masters".

Nadal aventaja a Schuettler por 2-1 en los duelos particulares hasta el momento. "El alemán es un adversario complicado para la primera ronda. Tendré que empezar fuerte", reconoció el español, aparentemente gran y única amenaza del número uno del mundo, el suizo Roger Federer.

El tenista mallorquín ganó en cuatro de los seis enfrentamientos del pasado año al tenista helvético, al margen de los torneos de inicio de temporada. Aunque es un asunto que no obsesiona a Nadal.

"No he tenido ningunas vacaciones y he estado trabajando muy con fuerza", dijo Nadal, que sólo suspira porque le acompañe la salud y quedar al margen de las lesiones.

Después de perderse el periplo oceánico del año pasado debido a una lesión en el pie, el español comenzará la temporada el 1 de enero en el Chennai Open y después viajará a Sydney para el Medibank International.

El Abierto de Australia es el primer gran objetivo de la temporada después de que el pasado ejercicio estuviera al margen de la competición por culpa de sus dolencias en el tobillo. El mallorquín será el primer favorito en los torneos de India y Nueva Gales del Sur. Después acudirá a Melburne, donde nunca ha superado los octavos de final.