El tenista Rafael Nadal se ha pronunciado en una entrevista en el diario El Mundo sobre el conflicto catalán, donde se mostró conciliador y cercano a los catalanes, pero en contra de la realización del supuesto referéndum del 1 de octubre.

Poco después de ganar el que es su decimosexto título de Grand Slam, el Abierto de Estados Unidos, el deportista mallorquín asumió que "hay un conflicto y hay que solucionarlo", aunque "no tiene una fácil solución". 

Respecto a cómo se identifica, el manacorí aseguró que se siente "muy cercano a los catalanes", pero "muy español también", y que no entiende "una España sin Cataluña".

"Sin ninguna duda, somos más fuertes juntos que separados; tanto España es mejor con Cataluña como Cataluña es mejor con España", opinó Nadal, que en todo momento quiso dejar claro que es sólo su punto de vista.

"Creo que lo del 1 de octubre no se debería de producir porque, desde mi punto de vista, cada uno tiene que respetar las leyes y hay unas leyes que son las que son", añadía el tenista, que usaba una metáfora para reforzar su argumento.

"Yo no me puedo saltar un semáforo en rojo porque no me parezca correcto aquel semáforo", hacía ver el campeón, que deseaba que "nos podamos entender y que podamos vivir durante muchos años como un país, que es lo que somos".