Nadal
Rafa Nadal saluda a Roberto Bautista tras derrotarle en octavos de final de Roland Garros. EFE

El español Rafael Nadal logró este  domingo su clasificación para cuartos de final de Roland Garros por undécima vez en su carrera tras derrotar a su compatriota Roberto Bautista por 6-1, 6-2 y 6-2 en 1 hora y 51 minutos.

En su partido 78 en este Grand Slam, Nadal igualó con el suizo Roger Federer en número de veces en colocarse entre los ocho mejores del torneo, una estadística a la que también aspira el serbio Novak Djokovic si vence al español Albert Ramos.

"Bautista es un buen jugador, para mi era importante conseguir esta victoria y volver a estar en cuartos de final", dijo el tenista desde la pista. Sobre su nivel arrollador, el español aseguró que para él "es importante jugar a tope para mantener la confianza".

El tenista mallorquín, que persigue levantar su décima Copa de los Mosqueteros, llega a sus undécimos cuartos con el segundo mejor balance de su carrera, con solo 20 juegos cedidos, uno más que en 2012.

Poderoso como en sus mejores años, Nadal no tuvo piedad de su compatriota, como había sucedido en las doce veces precedentes que se enfrentó en Roland Garros a un tenista de su misma nacionalidad.

Bautista, que había mostrado un buen nivel en París, fue víctima del gran tenis del mallorquín, que con la de hoy suma ya 99 triunfos sobre tierra batida en partidos al mejor de cinco sets, en los que solo ha dejado escapar dos derrotas.

Tras haber sumado su décima victoria en Montecarlo y en Barcelona y haber ganado también en Madrid, Nadal suma ya 21 triunfos este año en tierra batida, superficie en la que solo ha concedido una derrota.

Nadal fue implacable, muy concentrado, incluso en los pasajes en los que el juez de silla, el portugués Carlos Ramos, le advirtió porque superaba los 20 segundos para preparar el saque.

En el primer set, cuando le marcó el primero de ellos —luego le indicaría otro, a falta de un tercero que se traduce en un punto—, Nadal discutió con él, antes de que, enfadado, le amenazara: "puedes pitarme hoy todos los que quieras, porque no me vas a pitar más", le dijo.

Cada vez que esto sucedía, el mallorquín salía más motivado y Bautista pagaba los platos rotos.

El castellonense, que cedido solo un set en su camino a sus segundos octavos de final de Roland Garros, volvió a encontrarse con un muro enfrente. Si el año pasado fue el serbio Djokovic, que acabó ganando el torneo, quien le apeó en ese estadio de la competición, en esta ocasión fue un Nadal en plenitud de forma quien lo hizo.

Hazaña de Carreño

El español Pablo Carreño logró la clasificación para los cuartos de final, los primeros que jugará en su carrera, tras derrotar al canadiense Milos Raonic, quinto favorito, por lo que se medirá a Rafa Nadal.

Carreño, que ya se había clasificado por vez primera para unos octavos, venció en un intenso partido a Raonic por 4-6, 7-6 (2), 6-7 (6), 6-4 y 8-6 en 4 horas y 17 minutos, a la séptima bola de partido.

Djokovic acaba con Ramos

Por su parte, el serbio Novak Djokovic, segundo favorito y defensor del título, se impuso este domingo al español Albert Ramos, que no pudo así igualar los cuartos de final del año pasado en Roland Garros, tras perder por 7-6(5), 6-1 y 6-3 en 2 horas y 27 minutos.

Djokovic tardó en entrar en el partido ante un especialista en la tierra batida que venía de hacer final en Montecarlo, pero impuso su tenis tras remontar en el primer set, que ganó en un disputado juego de desempate.