Nadal
Nadal se tropieza en un momento del partido contra González. (Reuters) REUTERS/David Gray

Rafal Nadal regresará a su casa, a Mallorca, para someterse a una resonancia magnética que determine el alcance de su lesión en el glúteo y el isquiotibial izquierdo.

Nadal perdió su partido de cuartos de final contra el chileno Fernando González, tras el que declaró: "Me dolía mucho".

El médico del Abierto de Australia atendió durante 15 minutos al jugador que determinó el lugar de la lesión, en la inserción del isquio con la rama isquiopubiana.

El doctor desistió de hacerle una ecografía porque el daño se encuentra en un sitio muy profundo.

"Me sigue doliendo. No sé exactamente lo que es hasta que vaya a Mallorca y me hagan la resonancia, y confío que no sea nada grave. No lo va a ser porque no noté pinchazo alguno, pero en algunos movimientos la pierna me falla", comentó Nadal.

Tratamiento para viajar

El médico del torneo le ha recetado ibuprofeno (un analgésico) y que estire suave con su fisioterapeuta Rafael Maymó hasta hacerle la resonancia.

Rafa Nadal ha preferido viajar a Mallorca en vez de Barcelona porque echa de menos estar ya en casa. "Llevo ya un mes fuera y allí hay gente que me lo puede hacer perfectamente", dijo.

"Rafa tiene, no sólo molestias atrás sino en la parte externa e interna. No se puede descartar un problema en otros sitios", puntualizó Maymo que apenas ha tocado al jugador desde el partido. "Ahora si nos ha dicho el médico que podemos aplicar algo de terapia de masaje, y que podemos movilizar".