Arbeloa y Albiol
El centrocampista del Real Murcia, Daniel Aquino (d), controla el balón entre los defensas del Real Madrid, Álvaro Arbeloa (i) y Raúl Albiol. EFE

Noche de cruces la que pudo vivir el Real Madrid en la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, en casa del Real Murcia, en un encuentro en el que los blancos no acertaron ante un equipo de Segunda B que se limitó a defender, que no disparó a puerta en los 90 minutos y que viajará al Santiago Bernabéu en dos semanas con la eliminatoria abierta (0-0).

Ahora toca esperar si 'el patinazo' trae consecuencias en alguno de los participantes, teniendo en cuenta las palabras de Mourinho esta semana ("como me hagan lo de Alcorcón, están muertos" ó "el que no rinda, no estará ante el Hércules") y después de ver el rendimiento de los sustituidos tras el descanso (Benzema y Granero por Higuaín y Khedira), cuando el Real Madrid se mostraba sin pegada ni recursos.

Granero disparó al larguero en la primera parte

Pese a todo, el cuadro madridista encaró el partido de inicio con Granero y Diarra como responsables del balón, con Cristiano como estrella y Benzema como gran examinado, junto a Canales y Pedro León. Volvían al equipo Sergio Ramos y Albiol, tras sus lesiones, y Casillas se mantenía con Pepe como titulares. Un equipo de garantías, con mezcla de titulares y suplentes, para evitar otro 'alcorconazo'.

Pero se toparon con un muro perfectamente ideado por Iñaki Alonso (el que fuera técnico del Real Unión, otro de los 'verdugos' coperos), plagado de ayudas y preparado para soportar un 'bombardeo'. Porque eso es lo que fue el choque, artillería lejana, pues las ocasiones de los madridistas llegaron casi siempre mediante disparos lejanos, demostrando las limitaciones técnicas de este equipo cuando se necesita abrir un muro. Aquí no hubo contras.

Pese a todo, el equipo de Mourinho tuvo ocasiones más o menos claras para abrir el marcador. Primero, en el minuto 6, con un disparo de un voluntarioso Cristiano tras una buena pared con Granero, que detuvo Dani Hernández. Y después, con un zurdazo más lejano del propio Granero, que se estrelló en el larguero rondando la primera media hora de juego.

De Benzema no hubo noticias, como tampoco hubo de Canales ni de Pedro León hasta ese momento.

Cambios y mismos atascos

La reanudación no trajo mayor intensidad en el Real Madrid, que se mantuvo colocado y trató de mover el balón algo más rápido que en la primera parte, por medio de Diarra y sin demasiada fortuna.

Volvió a avisar Cristiano Ronaldo con una tímida falta a los diez minutos de la segunda parte, pero el marcador ni se movía, las jugadas francas desde dentro del área no llegaban y la inquietud de Mourinho se multiplicaba.

Higuaín y Di María tampoco cambiaron la cara en los blancosEntonces llegaron las decisiones y los castigos, y el técnico portugués sentenció a Benzema al sustituirle por Higuaín y a Granero por Khedira, pero la cara del equipo siguió siendo la misma. Sin ritmo.

La ocasión más clara para el Real Madrid llegó a veinte minutos del final, pero volvió a toparse de bruces con Dani Hernández, que repelió un nuevo saque de falta de Cristiano (la última que tuvo antes de dejar paso a Di María) y detuvo a 'bocajarro' el disparo en el rechace de Pedro León.

La ansiedad se disparó entonces. Higuaín y Di María probaron suerte desde desde lejos y el Murcia lo intentó con una falta colgada desde fuera del área, pero Casillas despejó de puños en la que fuera su única intervención.

Ficha del partido:

0 - Real Murcia: Dani Hernández; Ander Gago, Luciano, Iván Amaya, Óscar Sánchez; Carles, Richi, Miguel Albiol, Dani Aquino (Pedro, minuto 57); Cañadas (Mario Marín, minuto 64) y Kike (Rosquete, minuto 77).

0 - Real Madrid: Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Raúl Albiol, Arbeloa; Mahamadou Diarra, Granero (Khedira, minuto 62), Pedro León, Canales; Cristiano Ronaldo (De María, minuto 69) y Benzema (Higuaín, minuto 62).

Árbitro: Miguel Ángel Ayza Gámez, del comité valenciano. Mostró la tarjeta amarilla a los locales Dani Aquino (44') y Carles (90') a los visitantes Mahamadou Diarra (19') y Canales (74').

Incidencias:
Partido de ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey que se disputó en el estadio Nueva Condomina de Murcia ante 20.674 espectadores.