Entre el 11.º, el Valladolid (31 puntos), y el penúltimo, el Murcia (23), sólo hay ocho de diferencia. La salvación estará más reñida que nunca, con grandes como el Zaragoza y el Athletic metidos en ella.

Murcia: Penúltimo. Mantenerse está a seis puntos. Los indicios no son buenos: su entrenador, Lucas Alcaraz, está a la espera de que el presidente, Jesús Samper, le confirme o le destituya. De los últimos 21 puntos, sólo ha conseguido uno. El siguiente contrincante, un rival directo, el Betis.

Zaragoza: Un equipo de mitad de tabla para arriba en caída libre. Osasuna, Barça y Sevilla son sus últimos verdugos. Irureta está viviendo su primera crisis y la próxima jornada disputa su primera final en busca de la salvación, en el campo del Levante.

Athletic: Los leones están acostumbrados a coquetear con el descenso en las últimas campañas. Los goles de Fernando Llorente –6 tantos, tres en los últimos tres choques– pueden salvar a un equipo joven que baja el rendimiento en las segundas partes.

Deportivo: Los coruñeses siguen en zona de descenso, pero han recuperado el crédito. Su entrenador, Miguel Ángel Lotina, ha estado en la cuerda floja, pero, de los últimos cinco partidos, han ganado tres y han empatado uno. En las próximas tres jornadas tendrán que vérselas con Sevilla, Valencia y Madrid.

Levante: El equipo granota, el farolillo rojo, no pierde la esperanza. En lo que llevamos de segunda vuelta ha sumado los mismos puntos que en toda la primera, ocho.

Betis: La salida de Héctor Cúper y la llegada de Paco Chaparro al banquillo verdiblanco le han dado tranquilidad al club, pero su irregularidad continúa. Ha perdido, ganado y empatado los tres últimos choques.

Valladolid: Los blanquivioletas tomaron aire con su triunfo en campo del Murcia. No pueden despitarse. Racing, Athletic y Osasuna, siguientes contrincantes.