Aficionados del Murcia
Un millar de aficionados del Real Murcia se han concentrado esta noche frente a la sede de la Delegación de Hacienda en la capital de la región. EFE

El Real Murcia desciende a Segunda B y el Racing podrá mantener la categoría en Segunda A si documenta cómo ha llevado a cabo el aplazamiento de la deuda, según informa en un comunicado la LFP.

Tras examinar la documentación presentada por el Murcia, los servicios técnicos de la Liga de Fútbol Profesional apreciaron "el incumplimiento, por parte de dicha entidad, de los requisitos exigidos para su inscripción en la LFP, de conformidad con lo previsto en los artículos 54 y 55 de los Estatutos Sociales", explica el organismo presidido por Javier Tebas.

El propio Murcia quien reconoce que no puede cumplir los ratios

El presidente de la LFP ha asegurado a EFE que fue "el propio Murcia quien reconoce que no puede cumplir los ratios" exigidos para su inscripción en Segunda, competición en la que confía que el Racing sí pueda participar si acredita "cómo y de qué forma ha conseguido aplazar la deuda".

El incumplimiento de los ratios económico-financieros exigidos por la LFP se traduce en el descenso del Real Murcia a la tercera categoría del fútbol español.

Por su parte, el Racing de Santander "tiene un plazo improrrogable de cinco días naturales" para presentar ante la LFP "información económico-financiera adicional" a la presentada ayer por los responsables del club cántabro, en la que se acreditaba el cumplimiento de los requisitos económicos.

"En la próxima Comisión Delegada de la LFP, que tendrá lugar el próximo jueves 7 de agosto, se someterá, para su ulterior ratificación en su caso, la decisión tomada al respecto de ambas entidades", concluye el comunicado.