Munir
Munir El Haddadi marcó el primer gol del FC Barcelona ante el Tottenham Hotspur. EFE

Munir, jugador del Barcelona, celebró el pasado fin de semana su 23 cumpleaños.

Lo hizo en la noche madrileña, en la discoteca Tiffany's. Pero, lo que parecía una noche de diversión, se convirtió en una pequeña riña por la factura en la que, incluso, intervino la Policía Nacional.

Según informa El Mundo, tras siete horas de fiesta del jugador con sus amigos en un reservado de la sala, la factura total ascendía a 16.000 euros. El jugador, no conforme, se negó en un principio a pagar esa cantidad, casi el doble de lo acordado.

Esa es la versión del futbolista, según la misma información. Que ni él ni sus 30 amigos habían gastado tanta cantidad.

Sin embargo, el encargado de la sala aseguraba que la cuenta se había disparado ya que consumieron y comieron por encima de lo que se apalabró en el catering.

Al final, y tras una ardua negociación y con mediación por parte de los agentes, el jugador aceptó a pagar la cuenta aunque se le rebajó en aproximadamente mil euros.