Una semana de arcoíris ciclista en Florencia y la Toscana

  • Los Mundiales de Ciclismo de la Toscana buscan doce campeones del mundo entre las diferentes categorías y modalidades.
  • El cénit, este próximo domingo 29 de septiembre, con la disputa de una prueba de fondo en ruta que promete mucha dureza.
  • Alejandro Valverde parte como el jefe de filas, secundado por Purito Rodríguez, en una España sin oro desde Verona 2004.
  • Purito, bronce en 2008, y Valverde, bronce en 2012, las dos últimas medallas españolas: apenas dos metales desde el año 2007.
El ciclista murciano, Alejandro Valverde, bronce en el Mundial de ciclismo que ganó Gilbert.
El ciclista murciano, Alejandro Valverde, bronce en el Mundial de ciclismo que ganó Gilbert.
EFE

La gestión se le fue de las manos al organizador y para evitar males mayores los Mundiales de Ciclismo de 2013 de Florencia mutaron unos años atrás en los Mundiales de la Toscana,  ampliando el número de sedes implicadas (Pistoia, Lucca y Montecatini Terme) pero manteniendo a la ciudad del Arno como epicentro. De Fiorenze (Florencia en italiano) saldrán entre este lunes y el próximo domingo los doce nuevos portadores de los maillots arcoíris, con las luces de su prestigio y las sombras de sus (mediáticas) maldiciones.

Aunque este pasado domingo, con la crono por equipos por firmas comerciales recuperada hace un año, realmente comenzaron los Mundiales, la esencia arranca este lunes. Primero las diferentes cronos individuales. Y después las pruebas en ruta. De Florencia, donde se reúne la Unión Ciclista Internacional en ese congreso anual que se celebra paralelamente a las sedes mundialistas, debe salir el nuevo presidente de la UCI. O el irlandés Pat McQuaid, actual mandamás, o el británico Brian Cookson, el aspirante. Unos comicios con una campaña electoral un tanto previa en la que se ha tildado a McQuaid, informes internos mediante, de haber ocultado positivos notorios. "El ciclismo necesita desesperadamente un cambio de liderazgo", proclama Cookson. Las elecciones quedarán para el próximo día 27 y serán las primeras desde 2005, aunque con matizaciones serían las primeras desde 1991 como cuenta Luis Román Mendoza.

El colofón, dentro de siete días, una prueba de fondo  en carretera que promete emociones fuertes con un circuito exigente marcado por dos subidas, la de Fiesole (4 kilómetros al 5% con puntas del 10%) y la de la Via Salviati (un repecho al más puro estilo de muro de clásica: 600 metros  con rampas de hasta el 16%), que seleccionarán una carrera de 270 kilómetros.  Muchas horas sobre la bicicleta. Fondo. Desgaste. No es que los corredores giren y giren una y otra vez por el circuito al más puro estilo de Duitama 1995. La prueba partirá de Lucca y recorrerá unos 100 kilómetros por la Toscana (un centenar de kilómetros que endurecerán, como si de una etapa del Giro se tratase, los pasos por Montecarlo y San Baronto) para afrontar el circuito final en Florencia, al que se completarán diez giros. Hay quien considera que será una carrera que necesitará de equipos potentes pero también quien lo relativiza y abre para las sorpresas. En los Mundiales los equipos participan con un número de corredores en función de su ranking. España parte con el máximo, nueve. Pero es no garantiza nada porque, en un momento dado, la táctica puede ser un arma de doble filo si no hay coherencia o unidad.

¿Favoritos? El suizo Fabian Cancellara, que también aspira a recuperar el título contrarreloj que lleva ganando el alemán Tony Martin estos dos últimos años, se plantea asaltar un título en línea factible para una de sus arrancadas al estilo de la del Tour de Flandes este año. Y el eslovaco Peter Sagan, que no ha dejado de ganar estas semanas en el calendario de Estados Unidos y que ha brillando en el Gran Premio de Montreal canadiense con un ataque que le va muy bien a este circuito, presenta su candidatura al titulo. Por Italia, que actúa de local, el capo es Vincenzo Nibali, obsesionado con esta prueba desde hace meses y con un buen punto de forma tras una Vuelta en la que acabó segundo. Nibali se podría decir que es el ciclista que mejor conoce el circuito. Y a partir de ahí, asumiendo que el trazado no es el más adecuado para ver como ganador a un sprinter puro, un Cavendish por ejemplo, el mundo es una incógnita. ¿Qué pasará con la picaresca portuguesa de Rui Costa? ¿Qué sucederá con Colombia y sus emergentes? ¿Y el noruego Boasson Hagen? ¿Qué tendrá que decir Francia después de los bríos que ha ganado su ciclismo en la pasada Vuelta? ¿Y Australia? ¿Y la Bélgica que defiende el  título dePhilippe Gilbert? ¿Y Holanda? ¿Y el Reino Unido de Froome? Una cosa es cierta: un porcentaje altísimo de ganadores y medallistas pasaron antes por la Vuelta a España desde que la ronda española dio el salto a septiembre en 1995.

Para la prueba en fondo España es una incógnita con galones. En sus primeros mundiales post-Óscar Freire (el cántabro se retiró a finales de 2012) y con un seleccionador nacional forjado en el ciclismo de los años setenta y ochenta (el pucelano Javier Mínguez), la selección acude con Alejandro Valverde como principal baza, con Purito Rodríguez como segundo espada, los dos últimos medallistas españoles. José Herrada (debutante), Samuel Sánchez, el debutante a los 35 años Egoi Martínez, Dani Moreno, Alberto Contador, Jonathan Castroviejo  y Luis León Sánchez (estos dos últimos afrontarán también la crono) completan el equipo español.

Los últimos han sido años de titubeos tácticos y resultados flojos para una España que se aupó a la élite catapultada por los tres títulos mundiales de Óscar Freire. Pero desde 2007, en Stuttgart, solo han llegado dos bronces (Purito, Mendrisio 2009; Valverde, Valkenburg, 2012) y muchos disgustos por la lectura de los desenlaces con bloques potentísimos. Los males de Italia, durante años. “Siempre he dicho que por el recorrido y por experiencia Valverde, sobre todo, y Purito, como alternativa, son los dos jefes de fila. Todo el equipo se orientará hacia ellos. Esa es la teoría, porque la práctica de la carrera te puede decir cosas muy distintas y ahí tendremos que estar”, valora Mínguez. “Soy realista y sé que tanto Valverde como Joaquim Rodríguez tienen muchas más opciones que yo. Creo que llegará un grupo muy pequeño y nuestro máximo objetivo, por encima de las individualidades, es conseguir el oro para España”, aporta Alberto Contador. Aunque España estará representa en el resto de las categorías.

Calendario de los Mundiales de Toscana

Lunes 23

- 10.00. Contrarreloj junior femenina. Florencia Cascine-Florencia. 16,27 kilómetros.

(Alba Teruel, Alicia González)

- 14.00. Contrarreloj sub-23 masculina. Pistoia-Florencia. 43,49 kilómetros.

(Mikel Iturria, Mario González)

Martes 24.

- 10.00. Contrarreloj junior masculina. Florencia Cascine-Florencia. 22 kilómetros.

(Iván García, Juan Camacho)

- 14.30. Contrarreloj élite femenina. Florencia Cascine-Florencia. 22 kilómetros.

(Anna Sanchís, Leire Olaberria)

Miércoles 25.

- 13.15. Contrarreloj élite masculina. Montecatini Terme-Florencia. 57,9 kilómetros.

(Jonathan Castroviejo, Luis León Sánchez)

Viernes 27.

- 08.30. Línea júnior femenina Florencia-Florencia. 82,85 kilómetros.

(Alicia González, Lierni Lekuona, María San José, Alba Teruel)

- 13.00. Línea sub-23. Montecatini Terme-Florencia. 173,19 kilómetros

(Carlos Barbero, Rubén Fernández, Mario González, Mikel Iturria, Haritz Orbe)

Sábado 28

- 08.30. Línea júnior masculina. Montecatini Terme-Florencia. 140 kilómetros.

(Álex Aranburu, Juan Camacho, Iván García)

- 14.15. Línea élite femenina. Montecatini Terme-Florencia. 140 kilómetros.

(Belén López, Anna Sanchís, Anne Santiesteban)

Domingo 29

- 10.00. Línea élite masculina. Lucca-Florencia. 272,26 kilómetros.

(Alejandro Valverde, Joaquim Rodríguez, Alberto Contador, Samuel Sánchez, Dani Moreno, José Herrada, Jonathan Castroviejo, Egor Martínez, Luis León Sánchez)

Mostrar comentarios

Códigos Descuento