La mejor revancha posible para Antoine Griezmann

Antoine Griezmann, durante un entrenamiento de la selección de Francia en el Mundial de Rusia 2018.
Antoine Griezmann, durante un entrenamiento de la selección de Francia en el Mundial de Rusia 2018.
EFE

Antoine Griezmann será sin duda uno de los jugadores en los que más se fijarán los aficionados en la final del Mundial de Rusia 2018, que Francia disputa este domingo ante Croacia. El delantero del Atlético de Madrid tiene ante sí la mejor revancha posible para quien quiere olvidar la doble decepción sufrida hace dos temporadas.

En 2016, Griezmann perdió las dos finales europeas, la de clubes y la de selecciones. Una de ellas, además, en casa. En la Eurocopa 2016 organizada por su país, cayó contra todo pronóstico ante Portugal, que se llevó el título gracias a un gol de Eder, el héroe más inesperado que se recuerda, en el minuto 109.

Ese final de temporada ya había sido amargo para Griezmann, al que se le escapó en los penaltis la final de la Champions League contra el Real Madrid. Al inicio de la segunda parte, además, él falló un penalti que podía haber decantado el título del lado rojiblanco en Milán.

Este año, las finales ya han empezado a sonreír a Griezmann. Ganó (3-0) la de la Europa League frente al Olympique de Marsella en Lyon, a apenas 70 kilómetros de su localidad natal. Este viernes, en su comparecencia ante la prensa, Griezmann tomaba ese partido como modelo: “Espero hacer lo mismo que en esa final”. Aquel día marcó los dos primeros goles, aunque no se refiere a eso: “Espero poder hacer mi juego y llevar el partido dónde yo quiero, aunque no me importa si marco o no”.

La de Moscú será la sexta final de su carrera. Además de las mencionadas, ganó la del Europeo Sub 19 de 2010, frente a España. Y también conoció la victoria en la Supercopa 2013/14, que el Atlético se llevó ante el Real Madrid a doble partido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento