El Mundial 2016, fuera de la pista: la paz Márquez-Rossi y piques del italiano con Lorenzo

Valentino Rossi estrecha la mano de Marc Márquez tras el GP de Catalunya.
Valentino Rossi estrecha la mano de Marc Márquez tras el GP de Catalunya.
MOVISTAR TV

La temporada 2015 de MotoGP fue una de las más calientes que se recuerda debido al encontronazo que tuvieron en Sepang Rossi y Márquez. Por eso, había mucha expectación por los posibles piques que pudiera haber entre los tres 'capos' de la categoría en la temporada 2016. Aunque sí hubo dimes y diretes, la tensión no alcanzó los niveles de la temporada anterior.

Valentino Rossi fue el primero que recordó el incidente de Malasia en la rueda de prensa del primer GP, en Catar en marzo: "Nunca podré olvidar lo que pasó", dijo el piloto de Urbino. Antes del comienzo de la temporada, Rossi arremetía contra Márquez: "Afortunadamente, Márquez no está en mi equipo".

En mayo, fue Jorge Lorenzo el que contraatacó. Junto a Márquez, el piloto balear acusó a Maverick Viñales de aliarse con Rossi en la calificación del GP de Italia. Rossi, claro, lo tuvo fácil para responder: "Eso sucedió el año pasado en carrera, deberían tener pudor".

Al mes siguiente, un hecho luctuoso marcó la temporada del motor. La muerte de Luis Salom (Moto2) en un accidente en el GP de Catalunya marcó ese tramo del año y fue el preludio de la foto más esperada: un apretón de manos entre Rossi y Márquez al acabar el Gran Premio en Montmeló. El italiano había ganado la carrera y el catalán se ponía líder. El de Cervera dijo entonces: "Amigos no sé si seremos, pero al menos tendremos una relación cordial, un respeto".

Con la pelea Márquez-Rossi en la nevera, las miradas se centraron en la relación entre los dos pilotos de Yamaha, con una tensión que hasta el final ha sido patente entre ambos. El momento álgido de esta mala relación se escenificó en San Marino. En la rueda de prensa, Lorenzo y Rossi se enzarzaron en una discusión delante de los periodistas sobre un adelantamiento del de Urbino al de Palma.

Ya a finales de septiembre, cuando Márquez vislumbraba su tercer Mundial, el joven piloto leridano dio con la clave: "Mejor para mí que se peleen Lorenzo y Rossi". Dos semanas después de estas palabras, Marc celebra su tercer Mundial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento