Entrenamiento de Brasil
Robinho en el entrenamiento de Brasil

Tras dos días de parón el Mundial de Sudáfrica vuelve a elevar el telón con uno de los partidos clásicos: Holanda-Brasil. La canarinha, favorita en las apuestas para ganar el Mundial, se enfrenta por tercera vez en su historia en competición mundialista contra los orange (Alemania'74, EEUU'94 y Francia'98), con las estadísticas a su favor:  2 victorias y 1 derrota.

El pronóstico es incierto, ante el juego ofensivo y rapidez de Robben, Sneijder, Van der Vaart y Huntelaar, Brasil plantea esperar atrás con una línea defensiva de lujo (Maicon, Lucio, Juan y Beto) y esperar el momento oportuno para que Robinho, Kaka y Luis Fabiano desplieguen su jogo bonito.

Holanda aún no ha mostrado su mejor cara, advierte Julio César

La canarinha, líder de la clasificación de la FIFA y pentacampeona del mundo, ha ido de menos a más en Sudáfrica y, aunque llegaba tras haber generado algunas dudas por no contar con tantos jugadores de relumbrón como en ediciones anteriores, ha terminado por confirmar su candidatura con juego y goles.

Los de Dunga, tras haber certificado su primera plaza con un discreto empate ante Portugal, superaron sin paliativos en octavos (3-0) a Chile, una selección que había causado buena impresión, pero que no llegó a inquietar el triunfo.

Holanda, líder de su grupo con tres victorias trabajadas ante Dinamarca, Japón y Camerún, superó a Eslovaquia en octavos (2-1) donde surgió la polémica con Robin Van Persie al quejarse por ser sustituido en lugar de Wesley Sneijder a diez minutos del final. El jugador del Arsenal no negó el comentario pero sí que se refiriese a un nombre en particular. Esta situación propició una reunión con todo el cuerpo técnico para dejar el tema zanjado y conjurarse para el partido contra Brasil.

Julio César advierte

Julio César, portero de la canarinha, advierte que Holanda "aún no ha mostrado su mejor cara". "Es un equipo diferente al del pasado, son más compactos, más concretos, muy fuertes desde la mitad del campo hacia arriba".

El guardameta del Inter de Milán no escatimó elogios a su compañero de equipo, el centrocampista Wesley Sneijder y destacó al delantero del Bayer de Münich, Arjen Robben, al que "no hay que dejarle espacios ni la libertad de jugar el balón con la pierna adecuada como le permitieron los jugadores de Eslovaquia".

Van Marwijk ve favorito a Brasil

Por su parte, Van Marwijk, seleccionador holandés se declaró orgulloso de "la serenidad", el posicionamiento defensivo y el sacrificio físico con los que sus pupilos han encarado sus compromisos en el Mundial de Sudáfrica aunque ve favorito a Brasil para ganar esta Copa del Mundo, ya que tiene "los mejores jugadores".

Sobre el partido afirmó que ninguno de los dos "puede quedar cuidándose, jugar cerrado, hay que jugar y vencer. Será un partido bonito para ver".