Las chicas de la sub-17, campeonas
La selección española sub-17, campeona del mundo. ARCHIVO

El primer partido de fútbol femenino de la historia en suelo español se disputó el 31 de mayo de 1914, entre los equipos Giralda y Montserrat. "Esta primera actuación de la mujer en el viril fútbol, no nos satisfizo, no sólo por su poco aspecto sportivo, sino que también porque a las descendientes de la madre Eva, les obliga a adoptar tan poco adecuadas como inestéticas posiciones, que eliminan la gracia femenil", recogió El Mundo Deportivo en su crónica. Las cosas han cambiado mucho 105 años después, afortunadamente para todos. Hoy, el fútbol femenino es una realidad que no deja de crecer.

El avance del fútbol femenino estuvo lleno de obstáculos. Pese a un pequeño fomento durante la República, volvió al ostracismo poco después, durante la dictadura franquista. La Falange y su Sección Femenina controlaban absolutamente la organización de las competiciones deportivas. A las futbolistas les costó varias décadas iniciar el camino hacia su visibilización.

El fútbol femenino no fue reconocido por la Football Asociation (FA) como una disciplina válida dentro del deporte rey hasta 1969. En España, quiso despertar en los 70. Uno de los primeros clubes fue el Sizam Paloma de Madrid. Cataluña fue una de las regiones donde más se desarrolló, con la Copa Pernod (1971) o el I Campeonato Regional, en el mismo año. También en 1971 se celebró el primer encuentro internacional, en La Condomina de Murcia frente a Portugal, aunque aquel encuentro no tuvo carácter oficial. El reconocimiento federativo no llegó hasta 1980 y el primer partido oficial reconocido de la selección femenina. Fue en La Guardia, Pontevedra, en 1983, frente a Portugal.

Hubo que esperar hasta la temporada 1988-89 para el nacimiento de la Liga Femenina, todavía muy amateur. Tras varias remodelaciones, la competición se transformó en la Superliga Femenina (temporada 2001-02), con plaza hacia la recién creada Copa de la UEFA.

Tras una década de convulsión y cambios constantes, llegó la Primera División en 2011, que incluía el formato actual, con 16 equipos. Iberdrola se ofreció como patrocinador en 2016 y prometió cuatro partidos televisados por jornada. De esta forma, el torneo adquirió la categoría de profesional y fue incluido en LaLiga. Progresivamente, recintos como el estadio de Mestalla, el Ciudad de Valencia, San Mamés, Anoeta o el Wanda Metropolitano abrieron sus puertas a la Liga Iberdrola.

El 'futfem' español' crece desde entonces como la espuma y consigue éxitos como el campeonato mundial sub-17 conseguido en Uruguay o la reciente clasificación del Barcelona para la final de la Champions. Llena estadios, ocupa portadas y genera un volumen creciente de información. Avanza lanzado hacia el éxito.