El Mundial de Fórmula-E se estrena con un escalofriante accidente de Nick Heidfeld

  • Nicolas Prost, hijo del mítico Alain Prost, se tocó contra el alemán y el bólido de éste salió disparado contra las vallas; no está herido grave.
  • Esta nueva competición se lleva a cabo con vehículos totalmente eléctricos.
  • Hay dos españoles entre los 20 pilotos: Jaime Alguersuari y Oriol Serviá.
El coche de Nick Heidfeld, tras un accidente en el GP de China de Fórmula E.
El coche de Nick Heidfeld, tras un accidente en el GP de China de Fórmula E.
YOUTUBE

El piloto brasileño Lucas di Grassi, de la escudería Audi Sport ABT, ganó la primera carrera de la historia de la Fórmula E, la primera competición de motores eléctricos que comenzó este sábado en Pekín.

Completando el podio, se situaron el francés Franck Montagny, que corrió con Andretti Autosport y quedó en segundo lugar, y el compañero de equipo de Di Grassi, Daniel Abt, piloto alemán.

En la competición, que se celebró en circuito urbano en el emblemático complejo olímpico de la capital china, también participaron los españoles Oriol Servià, que quedó octavo, y el expiloto de Fórmula 1 Jaime Alguersuari, que acabó la carrera en la undécima posición.

El accidente

Este primer certamen estuvo dominado en su totalidad por Nicolas Prost, hijo de la leyenda de la Fórmula 1 Alain Prost, y quien compitió con la escudería E.Dams Renault, de la que su padre es copropietario.

Prost sostuvo el liderazgo hasta la última curva de entrada a meta, en la que el alemán Nick Heidfeld, del equipo Venturi, trató de adelantarle y con una maniobra dudosa del francés, ambos acabaron fuera de carrera.

En la carrera, la primera que se celebra en el mundo con bólidos eléctricos, se produjeron fallos técnicos propios de la inexperiencia de esta competición.

La carrera también estuvo marcada por el cambio de coche que en este certamen debe hacerse en la parada en boxes —a la media hora de la salida—, donde varios pilotos vieron modificados sus posiciones.

Prost habla de "movimiento suicida"

El piloto alemán Nick Heidfeld consideró que le habían arrebatado la victoria, tras sufrir un grave accidente, del que salió ileso, en la última vuelta de la primera carrera de la Fórmula E, la competición de bólidos ecológicos.

"Había guardado toda la energía para el final, y él (Nicolas Prost) llegó, me empujó y entonces volé. No pude hacer nada", señaló Heidfeld a un grupo de medios de comunicación, tras ser liberado de su monoplaza, que salió volando por los aires después de tener un choque con el de Prost al llegar a la última curva en la última vuelta.

"Puedo sonreír, pero es muy decepcionante que te arrebaten algo", indicó Heidfeld, quien pudo hablar con el francés tras el accidente y ambos mostraron diferentes puntos de vista. Según Prost, la maniobra que iba a realizar el piloto alemán era un "acto suicida".

"No lo vi y yo continué, venía la última curva, una muy cerrada. No lo vi y no sé qué intentaba, no lo iba a conseguir... Ha sido un movimiento suicida", afirmó Prost a los medios presentes.

A pesar del accidente, Heidfield insistió en que ambos son muy amigos desde hace tiempo y esperó que Prost "cambie de opinión" al ver la grabación de la carrera. "A veces, conduciendo, es difícil saber si eres objetivo", indicó resignado el piloto alemán, quien por suerte afirmó sentirse bien y con fuerzas para la siguiente carrera que se volverá a disputar en circuito urbano, esta vez, en Malasia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento