Sulaiman Al-Fahim
Una imagen de Soulaiman Al-Fahim. ARCHIVO

Los millones de árabes, rusos, estadounidenses... han centrado de nuevo las miradas del mundo del fútbol en el país dondes urgió, Inglaterra, y en su liga, la Premier.

El último equipo inglés, el undécimo, que ha visto cómo sus colores se venden a golpe de talonario es el Manchester City, comprado por el grupo árabe Abu Dhabi United Group por 200 millones de libras (248 millones de euros). Esta compra ha hecho del City el club más rico del mundo. Abramovich (Chelsea), Hicks y Gillet (Liverpool), Magnusson (WestHam) o Al Fayed (Fulham) son algunos de sus precedentes.

Al Fahim quiere fichar a los mejores del mundo, y ya ha empezado con Robinho.

Con el dinero del petróleo, revalorizado por cinco desde 2002, Soulaiman Al Fahim, representante del multimillonario grupo, quiere fichar a los mejores del mundo, y ya ha empezado con Robinho.

Enla lista: Cristiano Ronaldo, Kaká, Torres, Villa, Van Nistelrooy, y demás estrellas del fútbol. Y en la cartera, 750 millones de euros para gastar en tres años, dos veces el presupuesto del Barcelona esta temporada.

¿Yen España?

Un modelo de club así, donde lo importante no es saber de fútbol sino tener dinero, podría recalar en España en aquellos clubes que son sociedades anóminas, que no es el caso de RealMadrid y Barcelona cuyos dueños son sus socios.

Lo que ya tenemos es un inversor español, Alejandro Agag, yerno de JoséMaríaAznar, que, junto a Flavio Briatore, Bernie Ecclestone y el indio LakshmiMittal, compraron el Queen's Park Rangers inglés.

En la Liga, el ucraniano Dimitry Piterman intentó forjarse una riqueza con el fútbol, y tras intentarlo en el Palamós, Racing de Santander y Alavés se marchó con más polémicas que éxitos.

Laúltima intentona, la del empresario inglés Paul Davidson en el Mallorca, ciudad donde quiere expandir su negocio de tuberías a través del fútbol.

Robinho, el primero en llegar

Horas antes de que el mercado de fichajes echara el cerrojazo, los deseos de Robinho de fichar por el Chelsea se desvanecieron. Los petrodólares del Manchester City gustaron más al Real Madrid, que se embolsó 42 millones de euros por el brasileño.

El 'Dream Team' que quieren en el Manchester City

Cristiano Ronaldo: 170 millones de euros. El portugués es el gran objetivo del magnate árabe, por el que estaría dispuesto a pagar en enero esta desorbitada cifra.

Kaká: 130 millones. La estrella brasileño no podía faltar en los planes del nuevo City.

Fernando Torres: 60 millones. Los goles del Niño también enamoran al magnate árabe, pero el Liverpool no lo vende.

David Villa:
38 millones. Aunque el Guaje declinó la oferta del club inglés, Al Fahim insistirá en su contratación.

VanNistelrooy:
Cheque en blanco. El multimillonario pegó en la puerta del Madrid con un cheque en blanco por el holandés, pero se fue sin él.

Gianluigi Buffon:
90 millones. Para la portería, el Manchester City quiere al campeón del mundo, aunque Buffon advirtió no creerse la oferta.

Otros magnates

R. Abramovich, en el Chelsea: Llegó en 2003 y con Mourinho en el banquillo logró dos ligas consecutivas. Le falta la Champions.

Tom Hicks y George Gillet, en el Liverpool: Enfrentados con la afición red, estos dos empresarios estadounidenses también poseen un equipo de béisbol.

Eggert Magnusson, en el West Ham: Compró el club tras presidir la Federación Islandesa de fútbol.

Mohamed Al Fayed, en el Fulham: hace una década, el dueño de los almacenes Harrods pagó 7,5 millones de euros por este club.

Malcolm Glazer, en el Manchester United: El estadounidense llegó al club inglés en 2005. Su mayor valor, Cristiano Ronaldo.