Pista central del Conde de Godó
Pista central del Conde de Godó. PRENSA BARCELONA OPEN BANC SABADELL

"En minifalda y manga corta". Así tuvieron que vestir las azafatas en el torneo Conde de Godó por obligación de la marca Schweppes y la agencia Tote Vignau. Esta postura derivará en multas de entre 10.000 y 187.000 euros después de que Inspección de Trabajo levantase acta.

Acusa a ambas entidades de acoso discriminatorio por razón de sexo a un grupo de mujeres, las cuales denunciaron en su momento lo que se les impuso, considerando que habían sido tratadas como "trozos de carne".

Este organismo dependiente de la Generalitat, que vela por el cumplimiento de los derechos laborales, ha decidido multar a las dos empresas tras escuchar a las diferentes partes a raíz de una denuncia presentada por el sindicato UGT el pasado mes de mayo.

"Estuvimos expuestas al frío. Siempre somos chicas, como trozos de carne. El tema estuvo en que no podíamos llevar chaqueta porque no se veía la marca, así que nos obligaron a ir así", explicaron las afectadas en declaraciones a Catalunya Ràdio en su momento.

Otra de ellas contó que llegó a ir a trabajar "con fiebre y malestar" dadas las bajas temperaturas. "Son condiciones que van en contra de la salud y de la dignidad, porque en todo momento nos castañeteaban los dientes", sentenciaron.