y lo hizo con el refuerzo anímico de desarbolar con firmeza a la ucraniana Elina Svitolina (6-3, 6-3), mientras que Carla Suárez cayó eliminada ante la checa Marketa Vondrousova (6-4, 6-4).

La campeona en la arcilla roja parisina en 2016 parece que se encuentra cómoda en este escenario, sin duda, vistos sus resultados, el 'grande' en el que mejor rinde. Tras los apuros en su estreno ante Taylor Towsend, sus dos siguientes choques han demostrado que tiene el tenis para llegar lejos, sobre todo este último ante la novena cabeza de serie.

Svitolina se le había atragantado a la de Caracas en casi todos sus enfrentamientos y en el último, en Dubai este año, había arrollado a la doble ganadora de 'Grand Slam' por 6-1, 6-2. Sin embargo, y pese a haber jugado poco esta temporada en tierra, Muguruza sacó adelante el partido con bastante solvencia, pese al extraño inicio que se vivió y a que estuvo 'break' abajo en la segunda.

La hispano-venezolana fue muy agresiva como es habitual en ella, con un revés a dos manos que hizo mucho daño a la ucraniana, y terminó con 23 golpes ganadores y 29 errores no forzados, pero sus mejores golpes llegaron en momentos claves.

Los espectadores de la Philippe Chatrier tuvieron que esperar hasta el octavo servicio del partido para no ver una rotura. Las dos jugadores intercambiaron tres 'breaks' y Muguruza fue la primera en asegurar su saque para coger ventaja.

Svitolina cerró el parcial sin poder ganar ninguno de sus servicios y tras ese carrusel de roturas, en el segundo parcial, de inicio, ambas se estabilizaron y ganaron sus dos primeros saques. Muguruza no aprovechó su buena oportunidad con dos bolas de rotura en el cuarto juego y la ucraniana no perdonó a renglón seguido para romper y tener por primera vez la oportunidad de distanciarse con claridad en el marcador.

La decimonovena favorita, semifinalista el año pasado, mostró entonces buena fortaleza mental, sabedora de que su rival daba concesiones al saque. Muguruza encontró otro resquicio rápidamente y esto no lo perdonó para impulsarse de nuevo con sus agresivos golpes para llevarse los últimos cuatro juegos y el billete a octavos donde se enfrentará a la estadounidense Sloane Stephens, actual subcampeona y número 7 del mundo, que derrotó en tres sets a la eslovena Polona Hercog (6-3, 5-7, 6-4).

En cambio, la exnúmero uno del mundo no estará acompañada por la tenista canaria Carla Suárez que no aprovechó sus momentos en su partido y acabó cayendo por un doble 6-4 ante la checa Marketa Vondrousova.

La de Las Palmas tuvo sus mejores opciones en el primer set donde, tras reponerse a un primer 'break', llegó a tener sendas ventajas de 3-1 y 4-2 antes de perder los últimos cuatro juegos para verse ya a remolque.

En la segunda manga, la centroeuropea blindó su servicio y no concedió opciones de 'break', lo que le permitió sacar el máximo partido a la rotura del quinto juego para dejar fuera a la jugadora española, lastrada por sus 35 errores no forzadas.