Luis Moya con Niurka Montalvo y Carlos Moyá
Luis Moya con Niurka Montalvo y Carlos Moyá. (ARCHIVO) archivo

El bicampeón del mundo y ex copiloto de Carlos Sainz, Luis Moya, ha realizado una hazaña digna de los grandes campeones, al cruzar a nado el Estrecho de Gibraltar con un traje de neopreno en cinco horas y media con el fin de ayudar a una organización benéfica.

El 85 % de los nadadores que lo intentan, lo consiguen

A sus 47 años cruzó los catorce kilómetros de distancia entre el Mar Mediterráneo y el Atlántico, como labor de continuación a la realizada por su fallecido padre Luis Rodríguez Lago, que fue el presidente de la Junta de Gobierno de la organización benéfica Cocina Económica de La Coruña, una entidad que lleva trabajando más de un siglo por los más necesitados, según informó MARCA en su edición impresa.

El fin fue recaudar fondos con la publicidad del evento para la organización. Así, Moya tardó cinco horas y media en cruzar el trayecto marítimo y señaló que, transcurridos treinta minutos, "el asunto se complicó". "Ha sido una experiencia increíble que volveré a repetir. hubo un momento increíble cuando justo debajo mía, un grupo de calderones aparecieron. Fue algo increíble, estuve a punto de agarrarme a uno de ellos"

Preparación a base de triatlón

Los últimos meses de preparación para Luis Moya han sido muy duros en cuanto a trabajo se refiere. El gallego entrenó en pruebas de triatlón.

Triunfa el 85 por ciento de los que lo intentan

Siempre y cuando el mar lo permita y gracias a la temperatura relativamente alta del agua (18 o 19 grados), cruzar el Estrecho a nado es algo asequible para todos aquellos que se preparan. El 85 por cinto de los que lo intentan, logran su cometido.