El portugués Jose Mourinho ha sido presentado este lunes como nuevo entrenador del Real Madrid en una sala de prensa del Santiago Bernabéu, repleta de medios de comunicación, y no en la sala VIP o en el césped por petición expresa suya, alejándose así de las presentaciones galácticas de la era Florentino.

Mourinho, que viene de conseguir el triplete con el Inter de Milán, se convirtió en el nuevo entrenador del Real Madrid el pasado viernes, después de que Florentino Pérez lograra llegar a un acuerdo con el presidente del Inter de Milán, Massimo Moratti, de 8 millones de euros para que abandonara el equipo interista.

Lo importante es ganar títulos en este clubAcompañado por el director general del Real Madrid, Jorge Valdano, el técnico de 47 años ha asegurado que no sabe si nació para entrenar a este club, pero seguramente "sí para entrenar en el mundo del fútbol". "Lo que sí es cierto es que entrenar al Real Madrid es algo muy importante para mi carrera", ha señalado.

"No puedo decir que es el reto más importante de mi carrera, porque ese siempre es el siguiente. Es mi mentalidad, doy todo en todos los clubes. Voy a darle todo al Real Madrid. He hecho mucho, los méritos suficientes para estar aquí. Llego habiendo ganado todo lo que se puede ganar a nivel de club. Y siempre quiero más", ha aseverado tajante.

"Mi atracción por el Madrid es una atracción por la historia, por las frustraciones de los últimos años y sus expectativas por ganar. Pero lo bonito no es entrenar al Madrid, sino ganar con el Real Madrid", dijo.

Cuestionado por si entendaría una destitución al final de temporada, si no consigue desbancar al Barcelona o no consigue ningún título, ha indicado que "no pienso en una salida, porque tengo un carácter ganador". "La destitución de Manuel Pellegrini no me hace feliz, porque a nadie le hace feliz algo así".

"Quiero agradecer al presidente y a Jorge Valdano el esfuerzo. Lo importante es ganar títulos en este club y sé que soy el entrenador para este proyecto. No voy a cambiar, porque sólo soy Jose Mourinho", ha indicado.

Quiero tener a los mejores para trabajar conmigo

"Soy un entrenador que trabaja en grupo, con la responsabilidad que un técnico tiene. Quiero tener a los mejores para trabajar conmigo", ha señalado, aunque ha dejado claro que en su forma de trabajar sólo entra "el grupo". "Cristiano es un jugador increíble, pero lo importante es el equipo".

A la pregunta de si es se considera el mejor entrenador del mundo, tal y como le calificó Florentino Pérez, el portugués ha asegurado que son "los resultados los que deciden quién es el mejor". "Vengo de ganar tres títulos, con un grupo fantástico, por eso entiendo que me haces esta pregunta", apunta.

"He hablado ya con Raúl esta mañana. No he perdido el tiempo. En estas conversaciones la prensa no entra", ha señalado rotundamente, ante una posible salida del capitán del equipo blanco: "Raúl está en la historia del Real Madrid y hay que respetarle. Yo no he hecho nada en este club todavía. Debo ser muy honesto con él y ahora falta hablar con el club sobre su situación".

No me gusta hablar de un jugador, porque una palabra es un millón más

El nuevo entrenador del Real Madrid ha indicado que respeta al FC Barcelona como un equipo más y que seguirá preparando todos los partidos de la misma forma. "Yo no soy antibarcelonista, para nada. Soy entrenador del Real Madrid y me preocupa el Real Madrid, no el Barcelona. Quiero construir un gran Real Madrid, no pensar en el Barcelona. Es un grandísimo rival en Champions y en España, pero no quiero pensar ni hablar de ellos. Si me odian en Barcelona, es problema de quien me odia, no mío", apuntó.

"Tres victorias, en tres finales y ocho goles ante ellos", apuntó para zanjar las críticas a su estilo de juego: "Una cosa es organización de juego y otra ser defensivo. Se puede jugar con muchos jugadores de ataque defendiendo bien. Si el equipo juega bien, es porque tiene un buen entrenador. Jose Mourinho saca lo mejor de sus jugadores y adapto mi filosofía a ellos. Para mí, debe existir el equilibrio, jugar bien con balón y sin balón, y ser psicológicamente muy fuerte. Es decir, ganar partidos".

Sobre posibles fichajes, prefiere no interferir en las negociaciones hablando de ellos: "No me gusta hablar de un jugador, porque una palabra es un millón más. Diez palabras, diez millones más. No debemos hablar. El club está contento con la base de la plantilla y yo también lo estoy. No necesitamos cambios enormes".

Mourinho considera que aprende "todos los días" y en todas las Ligas donde ha trabajado. "Un entrenador es más rico y culto cuando trabaja en campeonatos diferentes. Ahora soy muy rico tácticamente".

Valdano introdujo al entrenador

La rueda de prensa comenzó con las palabras de Jorge Valdano y quiso zanjar la polémica desatada, después de que tiempo atrás el director general madridista manifestara estar en desacuerdo con el estilo de Mourinho.

A Pellegrini le defendí desde el primer al último día

"José me contestó en términos digamos agresivos y aquello se resolvió hace más de tres años en un encuentro personal cuando ninguno de los dos sabía que el tiempo nos reuniría en el mismo club en el futuro. Resolvimos nuestro desencuentro muy rápidamente y desde entonces no quedó entre nosotros ningún problema", dijo.

Sobre la salida de Manuel Pellegrini apuntó que siempre le respaldó. "A Manuel Pellegrini le defendí desde el primer al último día con la profesionalidad que lo hace cualquier profesional del Real Madrid. Él ha tenido a su disposición toda la estructura necesaria y el respaldo fundamental. Sinceramente una vez terminada la temporada y hecho el debate correspondiente, decidimos darle un cambio al proyecto".

"A día de hoy mi trabajo es defender a Mourinho como un hombre fundamental dentro de la estructura del club", consideró Valdano.