José Mourinho
José Mourinho, en un acto promocional. EFE

Con las semifinales de Champions prácticamente en la mano, Mourinho ha pedido a sus jugadores que disfruten del partido de vuelta de los cuartos ante el Tottenham. Eso sí, con precaución.

Así lo ha manifestado el luso en una entrevista en la página web de la UEFA. "Hay que tener en cuenta la calidad de nuestros jugadores, pero algunos de ellos nunca han jugado los cuartos de final. Saborear y sentir esto por primera vez, la emoción unida a esta competición, una competición que para mí es la más importante en el mundo de fútbol, es algo que sólo puede ayudarles".

Se marca como objetivo el ganar la Champions, todo un reto personal. "Una cosa es ganar tres veces con un mismo club y otra muy distinta el ganar en tres ocasiones con equipos de diferentes países y en períodos separados. Por supuesto que me gustaría lograrlo pero no quiero obsesionarme con ello".

Del equipo blanco habla, precisamente. De su grandeza como club. "Su infraestructura es enorme y no es sencillo tener todo bajo control. Es un club muy exigente y siempre tienes que dar lo máximo. Para mí es un gran placer ya que desde un comienzo supe que no sería fácil".

El partido 600, en el Madrid

José Mourinho, que el miércoles cumple 500 partidos oficiales como entrenador, aseguró que su propósito es seguir más temporadas en el equipo blanco, aunque para ello tienen que llegar "éxitos".

"Me gustaría cumplir mi partido 600 aquí, en el Real Madrid, pues significaría que caminamos juntos en la dirección en que quiero ir, que vamos juntos con éxito", señaló el preparador madridista en una entrevista publicada hoy por el periódico portugués "Diario Económico".

Mourinho subrayó que un club como el Real Madrid "tiene que vivir del presente y del futuro", además de considerarlo "el mayor equipo del mundo a nivel socio cultural".