Max Mosley en una imagen de archivo
Max Mosley en una imagen de archivo. ARCHIVO

El presidente de la FIA, Max Mosley, no está convencido de que McLaren haya dicho toda la verdad en el caso del espionaje a Ferrari y la escudería anglo-alemana se podría ver incluso obligada a correr con el mismo coche de 2007.

Mosley aseguró que cree que McLaren oculta información: "No puedo decir que McLaren haya dicho toda la verdad el 26 de junio (primera audición sobre el caso de espionaje). Hay razones para imaginar que tampoco dijeron toda la verdad el 13 de septiembre (en la segunda audición), lo que complica las cosas.

De momento, la decisión definitiva sobre la sanción que finalmente recibirá la escudería será en el mes de febrero, poco antes de que empiece la temporada 2008 en la Formula Uno, y si McLaren tuviera que correr con el mismo coche que en 2007 sería un duro mazazo para la escudería de Ron Dennis.