"Briatore no se quedará sin castigo"

  • La justicia ordinaria deja sin efecto la suspensión de por vida que le impuso al italiano el órgano rector del automovilismo.
  • Sin embargo, Mosley mantiene que el caso está sin acabar.
  • Habrá cambios en la normativa para que Briatore no pueda volver.
El ex presidente de la FIA, Max Mosley, caminando por el paddock del circuito de Monza.
El ex presidente de la FIA, Max Mosley, caminando por el paddock del circuito de Monza.
ARCHIVO

El británico Max Mosley, ex presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), está convencido de que Flavio Briatore no se quedará sin castigo a pesar de que la justicia ordinaria dejara sin efecto la suspensión de por vida que le impuso el órgano rector del automovilismo.

"La idea de que éste es el fin del caso, con toda la mierda que ha aparecido, y de que Briatore se quedará sin castigo, es ficción, no pasará", afirmó.

El británico, que presidió el Consejo Mundial en el que se sancionó a Briatore y a Pat Symonds por su implicación en el 'caso Singapur', considera que si no hay sanción, se cuestiona la razón de ser de la FIA.

"Si no podemos sancionar a alguien por haber hecho lo que hicieron Briatore y Symonds, los propósitos y bases de la FIA están siendo cuestionados porque lo que hicieron atenta contra la seguridad, la limpieza y todos los fundamentos de nuestra actividad. Es impensable que ahora digamos: 'Oh, está todo bien'", apuntó.

Para Mosley, la decisión de la corte gala puede ser "el fin de la credibilidad de la Fórmula 1". "No creo que podamos ver un ejemplo más claro de lo que es hacer trampas que lo que ocurrió en Singapur. No sólo fue deshonesto desde el punto de vista deportivo sino que también puso vidas en peligro", añadió.

De todos modos, está convencido de que si es preciso, habrá cambios en la normativa para que el ex patrón de Renault no vuelva al 'gran circo'. "La FIA podría conseguir fácilmente la facultad para excluir de cualquier actividad deportiva en el deporte del motor a cualquier persona que haya actuado en contra de las normas básicas del deporte o haya hecho algo peligroso", apuntó.

Ya que para él, el papel de Briatore en el amaño fue clave. "Estoy seguro de que Symonds no hubiera hecho nunca nada sin el consentimiento de Briatore. Además, hubo cuatro personas presentes en la reunión en la que Symonds admitió su culpabilidad aunque posteriormente, la negara", finalizó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento