Por otro lado, el presidente y propietario del 10% de las acciones del Espanyol, Daniel Sánchez Llibre, solicitará que algunas personas de su confianza formen parte del próximo consejo de administración, en caso de que deba abandonar su cargo tras la junta de accionistas del jueves.