El extraño despido de Thierry Henry como entrenador del Mónaco

Thierry Henry, en rueda de prensa.
Thierry Henry, en rueda de prensa.
EFE

Thierry Henry no volverá a sentarse en el banquillo del Mónaco. El club ha anunciado que el ex ariete francés "ha sido suspendido de sus funciones como entrenador del primer equipo desde este día y en espera de una decisión final".

Esta expresión dista mucho del habitual despido o destitución de un entrenador, si bien todo apunta a un mero formalismo. Henry, a efectos prácticos, cesa como entrenador del Mónaco, cuyo cargo queda ahora en manos de Franck Passi desde este mismo viernes.

No ha sido un buen arranque de la carrera del que fuera uno de los mejores delanteros europeos de principios de siglo. Henry cogió las riendas del Mónaco en octubre, tras la destitución de Leonardo Jardim por sus malos resultados. Fue una decisión arriesgada de la directiva monegasca, ya que el francés sólo tenía experiencia en los banquillos como ayudante de Roberto Martínez en la selección de Bélgica, pero la ascendencia del francés fue suficiente para convencerles.

Los resultados, no obstante, no han sido suficientes para mantenerle en el cargo. Henry deja el Mónaco en penúltima posición, tras cinco partidos sin conocer la victoria (no ha ganado en 2019), el último especialmente doloroso ya que recibieron un 1-5 del Estrasburgo.

El fichaje de Cesc Fábregas al club ha sido casi su último servicio para el Mónaco, pero había conseguido imponer una gran disciplina en los jugadores, especialmente los más jóvenes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento