Gol del Dortmund
Raphael Guerreiro y Weigl celebran uno de los goles del luso ante el Mónaco. EFE

El Borussia Dortmund se clasificó como primero del grupo A para los octavos de final de la Champions con un triunfo sin brillo en Mónaco (0-2) y favorecido por el empate del Atlético de Madrid en Brujas.

Le salió todo a pedir de boca al conjunto que dirige el suizo Lucien Favre. Lo que necesitaba se cumplió. Lo que dependía de sí mismo, gracias a un doblete del portugués Raphael Guerreiro, lo cumplió. Ahora tendrá el factor campo en el partido de vuelta de la ronda eliminatoria. Además el helvético aprovechó para dar minutos a jugadores menos habituales y, sin alardes, cumplieron.

No tuvo grandes problemas el Borussia Dortmund para sacar el partido adelante pese a que dejó creer al cuadro de Thierry Henry tras una primera media hora de absoluto control. Luego casi sesteó pero ahora mismo este Mónaco dista mucho de ser el que fue hace no mucho.