Modric
Modric, en acción. EFE

El Inter de Milán es uno de los equipos que más se está reforzando este verano, pero aún no tiene cerrada su plantilla. Tras hacerse con Vrslajko o Nainggolan, han puesto sus ojos en uno de los futbolistas más en boga de esta campaña: Luka Modric.

Según Sky Sports Italia, el conjunto neroazzurro ha enviado unos emisarios para contactar con el entorno del Balón de Oro del Mundial de Rusia, con la intención de presentarle el proyecto e intentar seducirle. La presencia de sus compatriotas Perisic, Brozovic y el propio Vrslajko es un argumento que han puesto en la balanza, pero se van a encontrar con un portazo.

Y es que ni el Madrid ni el propio Modric tienen intención de desvincularse. El club blanco tiene claro que Modric es un jugador imprescindible en su plantilla, y prueba de ello son los 500 millones de su cláusula. Ni hay intención de negociar: Modric se queda. El propio jugador también se encuentra muy a gusto en el Real Madrid, y tampoco ve necesidad de un cambio.

El centrocampista croata se encuentra de vacaciones desde la final del Mundial que disputaron con Francia, y se incorporará a las órdenes de Julen Lopetegui para disputar la Supercopa de Europa contra el Atlético el 15 de agosto.