Birmingham: Mo Farah sobrevive al ataque en uno de los 5.000 metros más rápidos del año

  • Los etíopes Yenew Alamirez y Hagos Gebrhiwet, líderes mundiales del año, no pudieron doblegar en esta ocasión a un físicamente creciente Farah.
  • Sorpresa en los 200 m: la medallista de bronce en Londres 2012 en salto de longitud bate a la campeona olímpica en los 100 metros: Shelly-Ann Fraser-Pryce.
  • En salto de altura el ucraniano Bohdan Bondarenko estableció el récord de la reunión con un salto de 2,36 metros sin haber fallado un solo intento.
Mo Farah celebra su victoria en la prueba de 5.000 metros de la prueba de la Diamond League 2013 celebrada en Birmingham.
Mo Farah celebra su victoria en la prueba de 5.000 metros de la prueba de la Diamond League 2013 celebrada en Birmingham.
EFE/EPA

Mo Farah, británico nacido en Somalia que obtuvo el año pasado en Londres el doblete olímpico del fondo, sobrevivió este domingo en los 5.000 metros de Birmingham al ataque de los etíopes Yenew Alamirez y Hagos Gebrhiwet, líderes mundiales del año, y clausuró una séptima cita de la Diamond League con una victoria jaleada por sus paisanos. Los tres llegaron juntos a la última vuelta y fueron acelerando hasta desembocar en la recta final, donde Farah tuvo un punto más de fuerza que Alamirew y venció con un tiempo de 13:14.24. Hace un mes, en Eugene (EEUU), Farah tuvo que inclinarse ante el keniano Edwin Cheruiyot, que le batió por un segundo con un registro de 13:04.75, pero el británico demostró una gran puesta a punto el domingo pasado al ganar la prueba en el Europeo de selecciones de Gateshead (Gran Bretaña) con un giro final en 50.89. Este domingo no tuvo necesidad de correr tanto. Su parcial en la última vuelta fue de 53.40, pero su ritmo fue inalcanzable para los dos etíopes. Primero cedió Gebrhiwet y, a media recta, su compatriota.

La nigeriana Blessing Okagbare, medallista de bronce en salto de longitud en los Juegos de Londres 2012, sorprendió en los 200 metros a la campeona olímpica de 100, la jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce, en esta reunión de la Liga de Diamante. Fraser-Pryce, que venía de hacer la mejor marca mundial del año (22.13) en los campeonatos de Jamaica, salió más rápida que Okagbare (156 milésimas frente a 170) pero en la meta cedió 17 centésimas a la nigeriana, que se impuso con un registro de 22.55. La africana es segunda en la lista mundial del año con 22.31. La estadounidense Carmelita Jeter, subcampeona olímpica de 100 y bronce en 200, sólo pudo terminar séptima en esta última distancia, con 23.36, en su regreso a la competición después de la lesión que sufrió hace seis semanas en Shanghai.

La carrera masculina de 100 metros, sin las grandes figuras mundiales, registró la victoria del jamaicano Nesta Carter, el único que bajó de los diez segundos (9.99). El británico James Dasaolu fue segundo son su mejor marca personal (10.03), seguido del cristobalense Kim Collins (10.06), campeón mundial hace diez años.

En 110 meros vallas, el barbadiense Ryan Brathwaite, campeón mundial en 2009, venció con una marca de 13.13 (viento favorable de 2,6 metros) al campeón olímpico y plusmarquista mundial, el estadounidense Aries Merritt (13.22), que fue toda la carrera por detrás, justo a la derecha de su adversario. Lesionado en la reunión de Shanghai, hace mes y medio, Merrit logró la semana pasada, a duras penas, una plaza en el equipo estadounidense para los Mundiales de Moscú con un tercer puesto en las pruebas de selección de Des Moines (Iowa).

En 800 metros, el etíope de 19 años Mohamed Aman, campeón mundial en pista cubierta, que llegaba con una marca de 1:43.78 conseguida en Ostrava, resistió en cabeza el acoso de sus rivales en los últimos 200 metros y se impuso con 1:45.18, seguido del sudafricano Andre Olivier (1:45.64). El etíope Aman Wote, que el año pasado se quedó a las puertas del podido en la final de 1.500 de los Mundiales en sala, se impuso hoy con una marca de 3:35.99 al marroquí Abdelaati Iguíder (3:36.23), campeón mundial bajo techo.

En el 1.500 femenino venció la favorita, la sueca de origen etíope Abeba Aregawi, que continúa invicta este año después de batir en la recta final, con una marca de 4:03.70, a la keniana Nancy Langat (4:04.53), campeona olímpica en Pekín 2008, que en el último metro adelantó a la rusa Yekaterina Sharmina (4:04.55).

El ucraniano Bohdan Bondarenko estableció el récord de la reunión inglesa en altura con un salto de 2,36 metros sin haber fallado un solo intento, y no quiso continuar. Con dos centímetros menos fue segundo el estadounidense Erik Kynard, y tercero el campeón de Europa y bronce olímpico, el británico Robbie Grabarz (2,31). En longitud, el ruso Aleksandr Menkov, líder mundial del año con 8,39, se apuntó una nueva victoria, esta vez con 8,27, por delante del campeón olímpico, el británico Greg Rutherford, que saltó 8,11. Ninguno más superó los ocho metros.

El puertorriqueño Javier Culson, medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en 400 metros vallas, consiguió en Birmingham su primer triunfo del año con una marca de 48.59 segundos, batiendo por 34 centésimas al británico Rhys Williams y al líder mundial del año, el estadounidense Michael Tinsley, subcampeón olímpico, que llegó una centésima después. El británico David Dreene, campeón mundial, fue quinto con 49.55 y el dominicano Félix Sánchez, campeón olímpico, terminó séptimo con un registro de 49.68 en su primer 400 metros vallas del año.

El estadounidense Christian Taylor, que fue sexto en longitud en los campeonatos nacionales, regresó al triple salto, especialidad en la que es el actual campeón mundial y olímpico, con una victoria (17,66) sobre el plusmarquista mundial en sala, el francés Teddy Tamgho (17,47). Los dos hicieron sus mejores marcas del año. En pértiga, la cubana Yarisley Silva, única atleta que ha saltado 4,90 este año, se impuso con 4,73 a la campeona mundial, la brasileña Fabiana Murer, que se quedó en 4,63, y a la campeona olímpica, la estadounidense Jennifer Suhr, que saltó diez centímetros menos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento