45 minutos no BASTAN
Luccin defiende el balón ante la presión del jugador del Murcia Goitom (EFE).
Por primera vez en lo que va de temporada, el Murcia se metió en posiciones de descenso a Segunda. Lo hizo tras perder ayer con el Zaragoza en un partido que jugó bien al principio pero en el que su juego terminó decayendo.

La primera parte fue un cúmulo de errores por ambos lados. Movilla no lograba controlar el ritmo de juego desde el centro del campo y en el Zaragoza tampoco había galones, así que las ocasiones escasearon hasta la llegada del gol. Lo marcó Oliviera y reactivó al Murcia, que entonces jugó los primeros minutos. Pudo llegar el empate pero ni Mejía ni Goitom anduvieron acertados frente a César.

El Murcia se desinfló en la segunda mitad, su presión disminuyó y el Zaragoza comenzó a jugar con más tranquilidad. Y así fueron llegando los goles maños, ambos desde las botas de Diego Milito y precedidos de clamorosos fallos en la zaga pimentonera.

Sólo al final, ya en tiempo de descuento, Iván Alonso marcaría eso que llaman gol del honor, que de poco le sirvió. El juego de los hombres de Lucas Alcaraz ofrece síntomas preocupantes. Tiempo para solucionarlo hay.

«No jugamos mal al principio»

Con gesto preocupado compareció Lucas Alcaraz en la rueda de prensa. «Estamos empatados con una serie de equipos, todos ellos han estado en alguna jornada en puestos de descenso y han podido salir, que es lo que vamos a intentar hacer lo antes posible», dijo el entrenador del Murcia.  «Nos condenó nuestra falta de acierto, pero no jugamos mal al principio, pero tuvimos muchas ocasiones que no supimos concretar».