James Milner
James Milner, jugador del Liverpool. EFE

Uno de los momentos clave que han determinado la agridulce sensación del Barcelona en este final de temporada estuvo en las semifinales de Champions League contra el Liverpool. Caer en una eliminatoria cuya ida acabó con una ventaja de tres goles fue un duro varapalo para los culés y un golpe de moral brutal para los de Jurgen Klopp, que buscarán ganar la Champions contra el Tottenham.

Entre los muchos duelos que hubo tanto en Anfield como en el Camp Nou, uno de los más destacados fue el protagonizado entre James Milner y Leo Messi. Al centrocampista le tocó bregar con el capitán culé y aunque en el partido de ida no lo logró, sí pudo frenarle en el de vuelta en Anfield.

El pique entre ambos empezó en el encuentro de ida, con una fuerte entrada del británico al argentino. "Le pregunté si estaba bien, pero estaba furioso", relata. "Me empezó a decir muchas cosas en español mientras íbamos al túnel de vestuarios. Me iba llamando ‘burro’, que es un animal pero que también se utiliza en español para referirse a alguien que va dando muchas patadas por ahí. No creo que supiera que entiendo algo de español. Parece que no estaba muy contento…", cuenta en el 'Daily Mail'.

Milner relata en la entrevista que él habla con sus hijos en español a veces. "Lo hago desde hace tanto tiempo que mi instinto natural es hablar con los niños de cualquiera en español porque lo hago con los míos. Siempre he querido hablar otra lengua. Me parece impresionante cuando oigo a gente hablar en diferentes idiomas y mezclarlos en conversaciones", dice.

El futbolista del Liverpool prueba sus conocimientos en español con sus pequeños con frases simples como "Buenos días", "elige cereales" o "qué quieres para desayunar".