Clarence Seedorf
Clarence Seedorf celebra el segundo gol perseguido por Pirlo. (Efe)

Para muchos desde España era la final soñada una vez que cayeron Real Madrid, Barcelona y Valencia. Porque habrá muchos españoles (Benítez y su ‘spanish’ Liverpool) y porque el morbo de la revancha está servido.

Aquella final de 2005 de la Liga de Campeones asombró a todos, fue como de película. El Milan se puso 3-0 tras la primera parte y el Liverpool, a base de coraje, llegó al 3-3. Los penaltis decidieron.

Fácil victoria en San Siro

El Milan hoy fue un equipo que estuvo a la altura y el Manchester no. Al final, el 3-0 es más que merecido porque los ‘rossoneros’ desplegaron bien todo su potencial y los de Alex Fergusson parecían otros. Lección táctica italiana. Y eso que la misión de los ingleses era la de no encajar goles, llevaban una victoria de 3-2 en la ida, pese a que el 1-0 les dejaba fuera.

Se echaron encima los italianos desde el principio y Kaká firmó el primer tanto bajo la intensa lluvia que no paró en todo el duelo. El brasileño ya había avisado antes a un apático Manchester. Un gran razo de Kaká empezaba dando la tranquilidad.

Y a la media hora fue Seedorf quien le copió. El holandés peleó al borde del área un balón mal rechazado por la defensa inglesa, se hizo con el mismo y estableció el 2-0 con un disparo muy similar.

Kaká, demasiado libre, se movía por todas partes con autoridad. La tímida reacción del Manchester no incomodó a los italianos, Cristiano Ronaldo no funcionaba y Rooney estaba solo arriba. No llegaba nada.

En la segunda parte el Milan supo cerrar bien los espacios y Rooney era el único que llevó algo de peligro. Intentó un disparo acrobático en un pase desde la banda pero falló.

El Milan, al contragolpe, terminó de rematar la faena con un tanto de Gilardino, tras una galopada.

Ahora, Milan y Liverpool se verán las caras. Y eso que ambos empezaron desde la ronda previa de esta Champions.

Hablan Ancelotti, Maldini y Berlusconi

"El Milán ha hecho un partido casi perfecto y estoy muy, muy feliz. No creo que haya en el mundo un equipo que logre preparar este tipo de encuentros de la misma forma que el Milán, pues sabemos motivarnos, concentrarnos, mentalizarnos como nadie", apuntó Ancelotti.

Para Ancelotti, la final ante el Liverpool será "muy difícil": "Estamos felices de volver a jugar la final, puede ser tomada como una revancha de hace dos años, pero nosotros lo tomamos como la ocasión de volver a jugar una final europea".

El capitán Paolo Maldini, ausente esta noche por lesión, mostró su felicidad anunciando que tiene toda la intención de "seguir el próximo año".

"Después de la final, me operaré y espero poder jugar y ganar las que serían mis últimas Supercopa Europea y Copa Intercontinental", dijo Maldini.

Silvio Berlusconi, presidente y propietario del Milán, comentó que el equipo va a Atenas ha tomarse "la revancha ante el Liverpool": "Aún nos duele y estamos bajo 'shock'. Vamos a recuperar la Copa que dimos hace dos años al Liverpool cuando ya creíamos tenerla nosotros".

Ficha técnica

3 - Milan:
Dida; Oddo, Nesta, Kaladze, Jankulovski; Gattuso (Cafú, m.84), Pirlo, Ambrosini; Seedorf; Kaká (Favalli, m.87), Filippo Inzaghi (Gilardino, m.65).

0 - Manchester United: Van der Sar; O'Shea (Saha, m.77), Brown, Vidic, Heinze; Fletcher, Carrick, Scholes; Cristiano Ronaldo, Giggs; Rooney.

Goles: 1-0. Min.11: Kaká, desde el borde del área; 2-0. Min.30: Seedorf, controla sobre la línea del área y marca de fuerte disparo; 3-0. Min.78: Gilardino.

Árbitro: Frank De Bleeckere (BEL). Mostró cartulina amarilla a Ambrosini (m.75), Gattuso (m.83), Cristiano Ronaldo (m.84).

Incidencias: el Giuseppe Meazza registró un lleno (65.700 espectadores, unos 5.000 de ellos seguidores ingleses). Se jugó bajo una fuerte lluvia.