El Milan prepara un viaje a Brasil para acelerar el fichaje del que consideran el nuevo Kaká, el delantero Alexander Pato, antes de que se adelanten otros equipos como el Real Madrid o el Chelsea, que han hecho público el interés por el jugador.

El ex jugador y dirigente del Milan, Leonardo De Araujo, será el encargado de ejercer las tareas de emisario rossonero en Brasil para presentarle a Pato y a su familia "los proyectos que han preparado para él", según asegura el diario deportivo "Corriere dello Sport".

Entre lo planes del conjunto italiano, se encuentra oficializar el fichaje del jugador "entre el 10 y el 15 de agosto", según el rotativo. El viaje de Leonardo no es el primero que realiza para observar a Pato, pues ya le siguió durante el mundial de fútbol sub-20 en Canadá.