Miguel, jugador del Valencia
Miguel, en el partido de octavos de final de la Copa del Rey en Getafe. (Efe) EFE/Alberto Martín

El futbolista portugués del Valencia Miguel reconoció que los insultos racistas de los que fue objeto el pasado miércoles en partido de la Copa del Rey de España contra el Getafe "dejan marcas en nuestras cabezas" aunque trató de no darle importancia, en declaraciones al diario "A Bola".

Los seguidores del Getafe comenzaron pronto a meterse conmigo por ser negro

Miguel aclaró que durante el partido frente al equipo madrileño trató de mantenerse en calma para, dijo, "no cometer algún acto del que me pudiese arrepentir" más tarde.

"Los seguidores del Getafe comenzaron pronto a meterse conmigo por ser negro", relata el lateral, para quien los simpatizantes de la escuadra madrileña prefirieron hacerle objeto de sus burlas en vez de apoyar a su equipo.

El ex jugador del Benfica lisboeta resaltó que este tipo de incidentes ocurren "siempre que el Valencia juega en Madrid o los alrededores de la ciudad", además de recordar que esas situaciones nunca le ocurrieron en Portugal.

Casi cancelado por racismo

La actitud del público del Coliseum pudo provocar que el colegiado del encuentro, Julián Rodríguez Santiago, cancelara el encuentro. Habló con el delegado de campo y en los videomarcadores de Getafe se pudo ver imágenes pidiendo el no al racismo.