Miguel Reina
Miguel Reina. CUATRO

Hasta hace muy poco tiempo, Miguel Reina era conocido por ser uno de los mejores porteros españoles durante la década de los 70.

Ahora es conocido por ser el padre de Pepe Reina, el portero del Liverpool y último héroe de Anfield Road tras detener dos penaltis a los jugadores del Chelsea y meter al Liverpool en su séptima final de la Liga de Campeones.

Reina hijo acapara portadas y honores en Inglaterra y en España. "SuperPepe", le llama el Daily Express.

Es un portero muy completo, seguro, domina el área y tiene muy buen juego con los pies

Reina hijo vive su gran momento, el que ha estado esperando toda la vida.

"Muy bien, muy feliz. Este es el partido que siempre ha estado buscando", dice con una mezcla de orgullo y emoción su padre al preguntarle cómo está su hijo al día siguiente de su gran noche.

"Es normal que esté emocionado, cualquier padre lo estaría", responde cuando se le pregunta cómo está viviendo el éxito de su hijo.

Un portero "completo"

Miguel Reina no cree que su hijo hiciera nada especial ante el Chelsea: si se le vio tranquilo en la hora decisiva es porque "Pepe ya es tranquilo en su vida diaria".

Como portero su padre no duda en resaltar sus virtudes: "Es un portero muy completo, seguro, domina el área y tiene muy buen juego con los pies".

Miguel Reina ya jugó una final de la Copa de Europa. Fue en 1974 con el Atlético de Madrid pero la perdió a falta de treinta segundos para el final.

Treinta y tres años después otro Reina estará en la final de la máxima competición europea y el padre no tiene ningún consejo especial para su hijo: "Lo único que puedo decirle es que siga en su línea, que siga estando tranquilo como hasta ahora".

Ahora a Miguel Reina sólo le queda la satisfacción de ver a su hijo jugar la final de la Liga de Campeones el próximos 23 de mayo en Atenas.

"Estoy contento pero en Atenas voy a sufrir, tendré que llevarme tres bolsas de tila para controlar los nervios", dice riéndose.