Miguel Durán
El nadador español Miguel Durán, llorando tras lanzarse a la piscina antes de tiempo. TyC

Miguel Durán protagonizó este sábado una de las imágenes curiosas de la jornada en los Juegos Olímpicos de Río 2016. El español competía en las clasificatorias de los 400 libres, pero se lanzó a la piscina antes de tiempo.

Esto significa que iba a ser eliminado. Por ello, el nadador español no pudo reprimir las lágrimas. Abandonó el recinto entre la ovación del público. Después, los jueces decidieron readmitirlo en la prueba.

Durán pudo saltar de nuevo a la piscina, pero ya descentrado, acabó último.