El presidente del CSD, Miguel Cardenal
El presidente del CSD, Miguel Cardenal. ATLAS

El secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, ha señalado que silbar el himno o la bandera española "es un germen de violencia", en relación a la polémica que se ha desatado en torno al partido de la final de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Athletic Club, con sede aún por determinar.

"Silbar el himno es un germen de violencia. Podemos creer que entre la gente que va a estar en el campo, ¿no va a haber muchos miles de personas para los que el himno de España, la bandera o el el jefe del estado es algo muy importante", se ha preguntado.

El máximo responsable político del deporte español ha acudido a Barcelona para la posición del ejecutivo después de que la semana pasada un millar de representantes del deporte catalán mostrasen una cartulina amarilla contra las medidas económicas que consideran que son un agravio para el deporte catalán.

En el turno de presuntas ante los medios en el CN Atlétic Barceloneta, Cardenal se ha referido a un punto de tensión que ha surgido por la llegada a la final de la Copa del Rey entre barcelonistas y el Athletic, después de que en los últimos años que ambos han jugado este partido en Mestalla y Vicente Calderón la pitada al himno español ha sido notable.

Que haya gente que tiene el sentimiento de no ser español es respetable y legítimo

"Yo lo que soy partidario es de llamar al sentido común y, sobre todo, a la acreditada tradición de la sociedad catalana, de madurez, de respeto, de tolerancia para quienes no se sientan representados por el himno de España, que sepan que tienen muchos espacios donde exteriorizarlo, y que sean respetuosos. Estoy en contra de cualquier intolerancia", ha añadido.

"He venido mucho a Cataluña desde que estoy en el Consejo Superior de Deportes y he descubierto a una sociedad tolerante, respetuosa, plural y diversa, en la que se defienden posturas muy distintas, pero democráticamente, porque vivimos en un país democrático. No creemos un país imaginario, donde se hablen de cosas que no existen", ha dicho.

A este respeto, ha ejemplarizado con lo siguiente: "El otro día en el Senado me decía Josep Maldonaldo (senador del CiU) que en España la gente por llevar 'estelades' (bandera independentista en Cataluña) los medían en la cárcel. Yo no sé dónde vive este señor porque yo cada vez que vengo aquí, a Cataluña, voy en coche y veo la calle y observo los balcones... estarían las cárceles llenas".

"Nosotros hemos hecho campañas en el CSD pidiendo respeto. Cuando ha jugado España contra Francia hemos pedido que no se silbe el himno de Francia (hecho que no impidió el 16 de octubre del 2012 que en el Vicente Calderón se silbase en contra). Esta actitud muestra un síntoma de que se carece de principios cívicos y democráticos". ha recordado.

Cardenal ha acertado que haya gente "que tiene el sentimiento de no ser español y no sólo es respetable, sino legítimo, como ha dicho el Tribunal Constitucional. Pero hay una inmensa mayoría que tiene ese sentimiento y no hay por qué ofenderles".

"Hoy cualquiera puede mostrar cuáles son sus convicciones y no necesita insultar a los demás ni faltar al respecto a los valores y símbolos que son importantes para los otros. Me han parecido muy desafortunadas las declaraciones que he leído del presidente de la Generalitat (Artur Mas), diciendo que eso es prácticamente un acto de libertad de expresión. ¿Cómo va a ser un acto de libertad de expresión al himno o la bandera de otro país?", ha añadido.

Quiere que se deje de "utilizar políticamente el deporte"

Miguel Cardenal, ha pedido en Barcelona que se deje de "utilizar políticamente el deporte", después de que la semana pasada un millar de dirigentes, técnicos y deportistas catalanes reclamaran que se detuviese lo que consideran un agravio al deporte catalán.

El máximo responsable del deporte español se ha trasladado a Barcelona para apoyar la celebración de la Copa Ryder en Girona y para firmar acuerdos con la Generalitat (financiación del CAR de Sant Cugat y laboratorio antidopaje de Barcelona), además de aprovechar para mantener un contacto con los medios para dar su punto de vista respecto de la protesta del deporte catalán.

Disentimos profundamente de lo que se ha denominado 'agravio al deporte catalán'"Queremos explicar por qué disentimos profundamente de lo que se ha denominado 'agravio al deporte catalán', ya que no se corresponde con la realidad", ha señalado Cardenal, que se ha sorprendido de que el nuevo presidente de la UFEC, Gerard Esteva, impulsor de aquel acto de protesta, haya acudido a la comparecencia ante los medios.

"La primera noticia que tuve de aquella reunión -ha asegurado Cardenal- fue de su presidente, que no tuvo ninguna intención de hablar, ni sobre ese acto ni sobre esos pretendidos agravios", que se recogieron en un documento de nueve puntos.

"El CSD ha estado y estará al lado del deporte catalán. Lo he escrito en diarios, para agradecer la labor del deporte catalán, para felicitar a Cataluña por el excelente sistema deportivo que tiene y por la extraordinaria aportación que sus deportistas realizan a los éxitos del deporte español. La lealtad del CSD con el deporte catalán es incuestionable", ha subrayado.