Miguel Cardenal
Miguel Cardenal, presidente del Consejo Superior de Deportes, durante un acto en Teledeporte. EFE

Miguel Cardenal, secretario de Estado para el Deporte, tildó los cánticos ofensivos contra la exnovia del jugador bético Rubén Castro que produjeron en la zona Gol Sur del estadio Benito Villamarín como "inaceptables" y valoró la sanción de Antiviolencia, calificada por la entidad andaluza como discriminatoria, como "una respuesta a la misma altura".

No hay ninguna justificación ni atenuante. El fútbol es una parte más de la sociedad y no puede permitir estos actos

"Lo que estaba ocurriendo en los últimos meses no podía continuar y en el pasado mes de diciembre se tomó la decisión firme de que hasta ahí había llegado todo. Los cánticos son absolutamente inaceptables y han recibido de la Comisión Antiviolencia una respuesta a la misma altura", dijo Cardenal.

El secretario de Estado para el deporte añadió: "Los plazos son los que son y en la primera reunión de la Comisión Antiviolencia ha llegado la respuesta que merecía esto. No hay ninguna justificación ni atenuante. El fútbol es una parte más de la sociedad y no puede permitir estos actos".

"Llevábamos muchas temporadas empañadas por la violencia verbal y el 30 de noviembre se produjo una concienciación de la sociedad en todos estos aspectos. Se dijo basta y ahora se hace lo que se tiene que hacer. El fútbol es un gran escaparate en el que se mira la gente joven", continuó.

Preguntado por los sucesos acontecidos en el fútbol griego que han llevado al Gobierno de ese país a suspender la Liga, Cardenal fue claro: "Todos conocemos los problemas que tienen en el deporte griego que han salpicado, en ocasiones, a los distintos equipos españoles que han viajado a ese país. Estas cuestiones están erradicadas en España, pero el fútbol en especial y debe responder a los valores de nuestra sociedad".