Miguel Ángel López
El atleta español Miguel Ángel López, tras conseguir la victoria en Pekín. GTRES

Miguel Ángel López hizo brillar al atletismo español, logrando la medalla de oro en los 20 kilómetros marcha en Pekín, siendo así la única nota positiva del flojo papel de la delegación española en los Mundiales, que dejó al descubierto las carencias de nuestro atletismo. Días después, con voz cansada y abrumado —y agradecido— por el reconocimiento de los suyos en su localidad natal, Llano de Brujas, en Murcia, el deportista atiende la llamada de 20minutos para hablar de su gesta. Su próximo objetivo, los Juegos de Río en busca de la triple corona.

¡La que ha liado!
Sí, estoy muy contento, aunque todo me pilló muy cansado con el jaleo del viaje.

Han pasado ya algunos días. ¿Cómo ve su gesta?
Todavía no me ha dado tiempo a asimilarlo de verdad porque no he parado, no he podido relajarme. Con el homenaje en mi pueblo fui más consciente de lo que he conseguido.

¿Se esperaba este oro?
Me esperaba hacerlo lo mejor posible. Soñaba con él y lo ambicionaba. Sabía que podía estar en la pelea. Claro que luego pueden pasar muchas cosas.

Siempre sueñas con ser el mejor del mundo

¿Alguna vez soñó con ser el mejor del mundo?
Siempre sueñas con eso. El año pasado gané mi primera gran competición, a nivel europeo, pero siempre quieres más. El año que viene serán los Juegos. Siempre quieres seguir creciendo y que sea de esta forma tan progresiva como que llena más.

¿Qué ha sido lo más bonito de este triunfo?
El cariño de la gente. Ya allí en China me aclamaban en el hotel, firmé muchos autógrafos... Y en el homenaje de mi pueblo he podido comprobar la evolución del cariño de la gente.

¿Se preparó esta carrera de una forma diferente?
No, a nivel físico ha sido prácticamente igual que otras. Pero a nivel psicológico sí que sabía que iba a ser más exigente, porque los rivales son muy fuertes ya que los chinos competían en casa, lo que a su vez les presionaba más. Sabía que sería una carrera rápida y que los últimos 5 kilómetros iban a ser decisivos. Al final salió todo como estaba estipulado en mi cabeza.

Entonces, ¿pesa más lo psicológico que lo físico?
Puede ser. Hay que darle más importancia de la que se cree. La forma física de los deportistas puede ser parecida, pero lo psicológico es lo que marca la diferencia. Hay un 50%-50%, pero es tan importante como el físico o incluso más.

¿Le da tiempo a pensar en otras cosas que no sea la carrera durante esos 20 kilómetros?
¡No, qué va! Vas centrado en la carrera, en lo que estás haciendo. Los primeros kilómetros son de sensaciones, de ir concentrados, sabiendo que vas a sufrir hasta el final.

La forma física de los deportistas puede ser parecida, pero lo psicológico es lo que marca la diferencia

¿Sufrir hasta el final? ¿No hay victoria sin sufrimiento?
Evidentemente. La carrera no se acaba hasta la línea de meta. Una vez que la sobrepasas ya te relajas. Pero sí, esta carrera ha sido muy disfrutada pero también me ha exigido bastante.

¿Por qué eligió el atletismo y no otro deporte?
Porque en mi pueblo se creó una escuela de atletismo y, con siete años, uno de mis mejores amigos me insistió que me apuntara con él y le hice caso.

¿Se considera ahora mismo el abanderado del atletismo español?
Junto con Ruth Beitia sí que somos los nombres visibles en los últimos años.

Y fin a la sequía...
Hace años que no lográbamos un oro, sí que hemos ido sacando medallas, pero no a ese nivel. La pena es que no se puedan conseguir más medallas. Espero que las cosas mejoren y que mi oro incentive a los que vienen por detrás para que vean que con trabajo y esfuerzo se puede conseguir. El atletismo está muy caro pero si trabajas por ello los resultados llegan.

¿Su mente ya está puesta solo en Río?
Primero, vacaciones (risas). Tengo que recuperarme de este año intenso. Y después hay que pensar en la próxima temporada, en Río, que tiene retos importantísimos y espero que sea muy buena.

¿Habrá preparación especial?
Seguiremos en la misma línea, aunque en la parte final intentaré entrenar por aquella zona, más cercano a Río.

Me definen como un chaval reservado y tímido; yo lo hago como buena gente, alegre, positivo y amigo de mis amigos

¿Cómo es Miguel Ángel fuera de la pista?
Me definen como un chaval reservado y tímido. Yo me defino buena gente, alegre, positivo y amigo de mis amigos. Hago lo que pueda hacer cualquiera de mi edad, aunque sí que me dedico casi exclusivamente al deporte.

Por cierto, este año no ha habido promesa....
¡Este año no! (risas). El año pasado me rapé cuando logré el Europeo pero este año no ha pillado el toro. Sí que he pensado hacerlo al revés, no pasar por el peluquero y dejarme melena y barba, pero tampoco le entusiasma a mis amigos.

¿Y si logra la triple corona?
Pues algo habrá que hacer...

BIO Miguel Ángel López (Llano de Brujas, Murcia (3/7/1988) es un atleta español especializado en la marcha atlética en la distancia de 20 kilómetros. Es campeón de Europa y del Mundo y en los Juegos de Londres 2012 logró diploma olímpico con su quinta plaza.