Un susto mortal. Es lo que le ocurrió a Mick Fanning, un surfista australiano, tres veces campeón del mundo, que vio cómo le atacaba un tiburón en plena competición.

Ocurrió en el J Bay Open, que se celebra en Sudáfrica. Fanning estaba en el agua cuando de repente, junto a él, apareció la enorme aleta dorsal de un tiburón. El deportista la vio y entonces recibió un coletazo en el rostro.

Una moto de agua lo socorrió en un principio y luego, un barco de rescate pudo acercarse hasta su posición, rescatarlo y llevarlo hasta la orilla.

"Eran dos tiburones grandes. Estaba sentado, parado, y noté algo al lado de mi pierna. Rápidamente salté para esquivarlo. Solo pude ver una aleta. Mientras esperaba que me mordiera le golpee en la espalda", explicó el australiano tras ser rescatado.

El torneo ha quedado pospuesto debido a la presencia de escualos en las aguas donde se celebra.