De celebración con Alonso
El piloto de Fórmula 1 Fernando Alonso celebra su victoria junto Michael Schumacher, que quedó tercero, en el GP de Europa celebrado en junio de 2012 GTRES

El piloto brasileño Felipe Massa ha mostrado públicamente su pesar por el accidente sufrido este domingo por el alemán Michael Schumacher mientras esquiaba en los Alpes franceses y aseguró que está "rezando" para que el germano salga airoso de la grave situación en la que se encuentra.  

Estoy rezando a Dios que te proteja hermano"Estoy rezando a Dios que te proteja hermano. Y que tengas una rápida recuperación Michael", escribió Felipe Massa en Instagram junto a una foto en la que el alemán lo está abrazando cariñosamente y lo replicó en su cuenta oficial de la red social Twitter.

El sudamericano fue compañero del siete veces campeón del mundo en la escudería Ferrari durante la temporada 2006 en la que el germano se proclamó subcampeón del mundo por detrás del español Fernando Alonso.

Los fans del piloto Sebastian Vettel también se han hecho eco de lo sucedido a través de Twitter y han publicado varias fotos del triple campeón junto al que fue su héroe de juventud.

Por su parte, el piloto español Fernando Alonso asegura en Twitter: "¡Vuelve pronto Michael! Espero escuchar noticias positivas muy pronto!".

El actual campeón del mundo, Sebastian Vettel, le manda ánimos y reconoce estar en estado de shock tras enterarse de la noticia: "Es la carrera más importante de tu vida y la vas a ganar". Asimismo, asegura que "Michael ha sido como un padre para mí en la Fórmula 1, él estuvo a mi lado en cada etapa de mi carrera".

La familia pide privacidad

Mientras tanto, la familia del expiloto ha pedido privacidad para el estado de salud del germano, del cual no han confirmado su gravedad, limitándose a decir que está recibiendo "cuidados médicos profesionales".  

"Michael sufrió una lesión en la cabeza en un viaje privado a esquiar en los Alpes franceses. Fue llevado al hospital y está recibiendo cuidados médicos profesionales", señaló la portavoz de la familia Sabine Kehm en un comunicado.

Además, desde el entorno del siete veces campeón del mundo solicitaron "la comprensión" a todos de que no pueden estar dando "información continua" sobre la salud del germano, que llevaba "puesto el caso" en el momento del accidente y que "no estaba solo". "En cuanto a su caída, ninguna otra persona estuvo implicada", afirmó.