Michael Rogers gana la primera etapa de los Pirineos y Nibali resiste con el amarillo

  • La 16.ª etapa unía Carcassone y Bageneres-de-Luchon tras 237,5 kilómetros con seis puertos: el último, el "especial" Port de Bales, a 20 km del final.
  • Una fuga de 21 corredores se configuró en los primeros 70 kilómetros y, gracias a sus márgenes de hasta doce minutos antes del último puerto, se jugó el triunfo.
  • En el grupo de los líderes, el Movistar marcó el ritmo y reventó a Van Garderen y Mollema; Pinot cogió el relevo, alejó a Bardet e hizo sufrir a Valverde y Nibali.
El australiano Michael Rogers se impone en la decimosexta etapa del Tour de Francia 2014, disputada entre Carcassonne y Bagneres-de-Luchon.
El australiano Michael Rogers se impone en la decimosexta etapa del Tour de Francia 2014, disputada entre Carcassonne y Bagneres-de-Luchon.
KIM LUDBROOK / EFE

El australiano Michael Rogers (Tinkoff-Saxo) ganó en solitario de la decimosexta etapa del Tour de Francia, con final en Bagneres-de-Luchon tras 237,5 kilómetros y seis pasos de montaña,  al atacar en los últimos kilómetros y alejar en 9 segundos a los franceses Voeckler y Gaultier (Europcar), el colombiano Serpa (Lampre) y el bielorusso Kiryienka (Sky), el hombre que comenzó a seleccionar la fuga en lo más duro del puerto final. Rogers, ganador este año de dos etapas en el Giro de Italia (Savona y Monte Zoncolan), concretó el éxito de una numerosa fuga de 21 elementos que se gestó en los primeros seteta kilómetros del día y que se plantó en la base del durísmo Port de Bales con unos 12 minutos de margen sobre el grupo de favoritos.

El italiano Vincenzo Nibali (Astaná) retuvo su jersey amarillo de líder, aunque mostró una pequeña fisura en el último kilómetro de subida al Bales, cuando el ataque en progresión de Thibaut Pinot (FDJ.com) le soltó de rueda tanto a él como a Alejandro Valverde (Movistar) y Jean Christophe Peraud (AG2R). Quizá el siciliano criado deportivamente en la Toscana se dejó ir pensando en un descenso técnico que se adaptaba mejor a sus características que a las de un Pinot que necesitó acudir a un psicólogo para mejorar sus miedos a las bajadas. Lo cierto es que unos minutos antes había cedido su gran rival galo de Pinot en la lucha por el podio, el joven Romain Bardet (AG2R). Y mucho antes se habían descolgado el holandés Bauke Mollema (Belkin), el belga Jurgen van der Broeck (Lotto, excusado por su equipo por una enfermedad ya en la salida) y el estadounidense Tejay van Garderen (BMC).

El grupo de Nibali, apenas seis ciclistas (Nibali, Valverde, Pinot y su compañero Roy, Peraud, y el constante Konig, que llegó antes del último kilómetro), llegó a meta a más de ocho minutos (8:33) del australiano Rogers. Pero distanció a Bardet en casi dos y a Van Garderen en tres minutos y medio. "Hemos dado un paso muy importante para estar en el podio de París", se felicitó Valverde en la zona de meta por haber concretado el sentimiento mostrado en la segunda jornada de descanso: afianzarse en el podio de la ronda gala. Pinot, tercero en la general, se encuentra a 29 segundos del murciano tras esta jornada.

Y este miércoles, todo un contraste. Tras el etapón kilométrico de este martes que necesitó de más de seis horas sobre la bici, llega una jornada de apenas 124,5 kilómetros con final en alto. Entre Saint-Gaudens y la estación invernal de Saint-Lary, con un pequeño paso por el Valle de Arán español inclusive, cuatro puertos (Col du Portillon, Col du Peyresourde, Val Louron y la ascensión final al Pla d'Adet de Saint-Lary).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento